viernes, 8 de julio de 2016

"Donde no está la poesía no hay arte". Entrevista a Fernando Noy


*****

Programa N° 559. Nos visitó Fernando Noy, poeta, performer, actor, protagonista y testigo de la cultura de Buenos Aires desde los 60s hasta hoy. Tiene libros y versos que son cuchillos: "Todo lo que te sobra es mio / tu cuerpo, por ejemplo".  

A lo largo de la charla, su memoria nos llevó por distintas aguas: sus tiempos de hippismo / Tanguito y Miguel Abuelo / el exilio en Salvador de Bahía / el tropicalismo / Fito y Fabi / la poesía / el trío Alejandra Pizarnik-Olga Orozco- Amelia Biagioni / la corrección / la nostalgia por el autostop / la etapa como manager del Dúo Salteño / la traducción de Chico Buarque / el Parakultural / Batato y Urdapilleta.

Y ya que mencionamos la palabra memoria, al escuchar la charla van a notar que Noy recuerda al detalle cada escena, cada lugar y cada nombre. Lo fascinante no es esa capacidad de recordar (que podría convertirlo en un libro abierto como hay tantos), sino su gesto de no guardarse nada y mencionar a todo aquel que deba ser mencionado. Hay una responsabilidad por traerlos a este presente, como si de esa manera estuviera sacándolos de algún sitio escondido y devolviendoles algo que les corresponde. Esto sucede -sobre todo- con las personas menos recordadas. Es conmovedor ese esfuerzo (poético) por nombrar.

*****


*****

El enviado. "Yo soy 8 en la Cábala. Pregunté qué es y me dijeron que es el el alquimista - o sea el que transmuta y transmuta- y también el custodio de los libros sagrados. ¿Qué más sagrado que la poesía y que los seres poéticos?"

La poesía. "Para la narrativa uno puede trabajar como si fuera un ropavejero, un picacobre o un luthier, uno puede estar horas intentando mejorar. La poesía no, al contrario. A la poesía uno no puede ponerse a escribirla, ella te toma. Justo me acordé de una gran poeta amiga mía: Olga Orozco. Ella decía que la poesía es un don perverso y malsano porque te atrapa y te deja nock out. Es como un rayo fulgurante que te toma, vos podés estar bailando, caminando o en el subte. Generalmente me sucede así: una frase baja y yo la escribo en cualquier lugar, siempre tengo un cuaderno. La poesía es una revelación, un contacto. Si yo pudiera sentarme a escribir un poema por día tendría 365 poemas (risas). Ahora estoy cerrando mi sexto libro de poesía, pero en realidad yo no me siento a escribir un poema, el poema me sienta. Me toma, me sienta sobre una piedra, en un bar, sobre el regazo de un amor".

La corrección. "Amelia Biagioni me dijo: 'Yo no puedo parar de corregir jamás mis libros'. Yo le dije: 'Que obsesión'. Y ella me respondió: 'No es una obsesión, es que la poesía me va a sobrevivir y es un modo de corregir el mundo'. Ahí entendí todo. Yo soy demente con la cuestión de la corrección. Así como me llegan los poemas magníficos que bajan desde el infinito y más allá, después me piro en la realidad. A veces corrijo tanto que me vuelvo al poema original y ya está".

Los talleres de poesía. "Detesto esa terminología. Yo no dí talleres y me ofrecieron 500 dólares cuando el dólar valía oro. Yo tenía que decir que no y no tenía un mango. Ahora más o menos me manejo mejor con lo material, pero antes... Y si yo decía que sí iba a ser mi propio enemigo después, no iba a tener paz (...) Otro soporte se puede trabajar más y se puede ir a un taller. Abelardo Castillo tiene el suyo, Pablo Ramos tiene el de él, grandes escritores tienen sus talleres pero yo no".

El enviado II. "Yo sigo teniendo el privilegio de ser un enviado de lo poético, porque sino la poesía no vuelve más. Primero que la poesía no está sólo en los libros, está también en una obra de arte, en un collage... Justo Mercedes Villar hace una poesía de collage que un día la tenés que invitar para verla y narrar lo que vive. Es increíble, es puro Dadá, surrealismo... Entonces, la poesía puede estar en la imágen, en la escultura, en la danza; donde no está la poesía no hay arte. El teatro sin poesía no existe".

La escritura. "Albert Camus dice que para escribir hay que estar en tres lugares al mismo tiempo: en la soledad, en el silencio y en la llama. Nada más".

*****

Para escuchar o descargar la entrevista clickeá ACÁ

*****

No hay comentarios: