sábado, 16 de agosto de 2014

viernes, 15 de agosto de 2014

Último programa para descargar





++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Programa N° 461. Entre emociones y menciones al encuentro histórico entre Estela y Guido, apareció Los que quieran, la hermosa canción compuesta por Pablo Ramos y Gabo Ferro, para el disco El hambre y las ganas de comer. Es la canción que Pablo publicó en su facebook un rato después de la noticia. Le prestamos atención, se ve que en su momento no lo hicimos debidamente. Es una gran canción y ahí quedó para retratar una búsqueda, un encuentro, una huella, una alegría.

Junto a Anto Diomedi, miembro de Abogados Culturales y nuestra especialista en temas legales, hablamos sobre la situación de clausuras sin ton ni son de espacios culturales que residen en la Ciudad de Buenos Aires. Anunciamos la convocatoria que finalmente se llevó a cabo el miércoles pasado: marcha multicultural La cultura no se clausura en la que todos juntos pedimos por el cese de la persecución a los lugares que mantienen viva la vida cultural de la ciudad.

Más adelante hubo nueva aparición de Comunidad de lectores, el espacio donde Ana Ojeda nos presenta pequeños proyectos editoriales para que los conozcamos y podamos reflexionar junto a quienes los impulsan. Esta vez se acercaron Alejandro Shmied, editor de Tren en movimiento ediciones, y Matias Luque, de Editorial Libretto

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para descargar el programa completo clickeá ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- Lazzaretto - Jack White
- Los que quieran - Gabo Ferro & Pablo Ramos
- Segue o bloco - Ian Ramill
- Niñez - Florencia Ruiz
- Zamba de la toldería - Horacio Fontova & Liliana Herrero
- Como un tren a las nubes - Sig Ragga
- Poetas anónimos - Os Picantes
- Futura cumbia - Fernando Cabrera
- Algo más pasará - Juan Quinteros & Edgardo Cardozo

Los poemas en al aire


viernes, 8 de agosto de 2014

Florencia Ruiz + Leo Sujatovich en un programa para descargar

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Leo Sujatovich es músico. Su relación con los sonidos se dio naturalmente a través de su madre profesora de música. De chico estudió piano con Violeta de Gainza y en su casa conoció a Claudio Gabis, un guitarrista importante del rock y blues, ex integrante de Manal, que además estaba relacionado con la pedagogía musical y participaba de un grupo de maestros que había formado De Gainza. Con él empezó a tomar clases de guitarra y blues. "Pasó a ser, te diría, mi padrino de la música. Gracias a Claudio conocí los estudios de grabación y vi grabaciones de Sui Generis, de Claudio Gabis y La Pesada. El abordaje al rock fue a través de él", recuerda.

Fue Gabis también el que le pasó el número de teléfono de Nito Mestre.  Recién acababa su experiencia junto a Charly García en Sui Géneris, y el cálculo que hizo Leo fue: "Este tipo, ahora que se separó, va a precisar un pianista (risas)". Entonces lo llamó y a sus 15 años se incorporó fugazmente a Los desconocidos de siempre. "Cuando el proyecto fue consolidándose vino un manager y dijo: 'Menores no'. Entones yo quedo afuera. Pero quedó adentro una canción que habíamos hecho con Nito que se llama Los días de marzo".

Un tiempo después llegó un participación en Tantor, una banda de música instrumental que integraban Machi, Héctor Starc y Rodolfo García, y posteriormente una de las etapas más importantes de su vida musical: Jade. En verdad, la sola mención de Leo Sujatovich lleva a la figura de Luis A. Spinetta. Su participación y lucimiento como tecladista de Spinetta Jade en dos discos fundamentales como Los niños que escriben en el cielo y Bajo Belgrano, parece haber dejado una marca que impide asociarlo a otra cosa. Para él también fue un gran acontecimiento.

Una anécdota: "Un día yo había llegado a la sala de ensayo y me puse a tocar el piano. Luis llegó y me dijo: '¿Che, que es eso que estás tocando?' 'Una cosa, un tema que estoy componiendo', le respondí. Y agarró y sacó un grabadorcito a cassette y se puso a grabar. Cuando terminé me dijo: 'Por ahí le pongo una letra'. 'Me muero boludo si le ponés una letra, estás loco'. Y a las dos semanas vino con la letra de Vida siempre. Me preguntaba si me gustaba", recuerda.

Actualmente, entre composiciones de música para películas y trabajos para publicidad, se encuentra realizando conciertos en formato Solo Piano. Paralelamente, su rol de productor lo llevó a ser la mano detrás de Boleros por los chicos, un disco en el que músicos argentinos como Spinetta, Páez, Calamaro, Sandra Mihanovich, Marcos Mundstock o Ligia Piro interpretan boleros de grandes compositores; una movida en la que comprando el disco ayudamos a chicos en situación de vulnerabilidad que se encuentran en la Casa de la Cultura de la Calle. Justamente allí aparece una de las últimas grabaciones de estudio de L.A.S. A raíz de este proyecto fue que Fito Páez se entusiasmó y lo convocó para producir Canciones para aliens.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En el programa pueden escuchar su historia contada en sus propias palabras. Es una historia rica y algo desconocida que Leo recuerda con gracia y con mucha precisión, una historia que ha revelado en cuentagotas, la de un músico extraordinario que ha sido protagonista de hechos artísticos muy importantes para la música popular argentina pero que parece haber querido mantenerse al margen de las grandes luces.  Estuvo en lugares clave y no hace roncha con eso.  En el programa, o sea ACÁ, van algunos momentos de la charla.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Anécdota extra:

"Luis venía a mi casa con la guitarrita y me decía: 'Tengo esta canción que empecé a hacer pero me gustaría que le busques un poco mejor los acordes porque yo soy de madera'. El estaba loco. Posta, te juro que él pensaba que era de madera. 'Mirá lo que son estos dedos mochos que no puedo ni mover', me decía. Y yo por dentro pensaba: 'Este es Spinetta'. Nunca pude zafar de esa cosa de decir 'Estoy con Spinetta'. Te juro, del primer al último día. 'Este que está acá, a dos metros, es Spinetta (risas)".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++




++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

No son pocos los lujos que nos damos. Como si lo de Leo no alcanzara tuvimos el placer de charlar una vez más con la que para nosotros hace las canciones más lindas, más mejores y más importantes del momento (y desde hace años): Florencia Ruiz. Hace algo más de un mes estuvo de gira por Japón, una experiencia que la llevó por 22 ciudades de un país con hábitos y normas culturales distintas a las nuestras pero donde su música parece funcionar perfectamente. 

Para esa gira elaboró una carta de presentación que es ni más ni menos que un disco en el que plantea un recorrido posible por sus composiciones desde 1999 hasta hoy, una manera de pensarse a sí misma justo ahora que acaba de cumplir 15 años con la música grabada. El disco se llama MA y cuenta con 15 canciones para las que escribió un breve texto que las acompaña: una canción, un texto para la ocasión. "Se llama MA por amor y respeto a la cultura japonesa y porque este concepto se acerca al silencio que con cada canción encontré. MA en japones significa silencio pero es el silencio que precede a una palabra o a un sonido".

Este nuevo disco (porque Flor lo entiende como nuevo disco) incluye también dos composiciones inéditas, una de ellas Música, la única canción suya en la que aparece la palabra amor

La entrevista es en el tono que Flor propone, el tono de sus canciones, y eso es una buena señal. Fuimos escuchando las canciones y fuimos hablando de sus sonidos, los momentos en que fueron compuestas, su vida antes y después y mucho más. 

Pueden descargar el programa y escucharla ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Flor toca hoy y mañana sábado a las 19:00 hs en el Hall del Teatro San Martín. Gratis. Hoy con banda, mañana con el Mono Fontana. Imperdible.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

sábado, 2 de agosto de 2014

viernes, 1 de agosto de 2014

Entrevista con Santiago Loza + la poesía después del 2001 en una charla con Cecilia Eraso + disco nuevo de Ginkgobiloba


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Programa N° 459. Empezamos escuchando la palabra de Demian Pozzo, guitarrista de Ginkgobiloba, la banda de Santa Fe que acaba de editar su cuarto disco de estudio al que titularon La tostada y el gato.

Hace un tiempo decidieron dejar de ser un trío para convertirse en cuarteto y por eso sumaron un percusionista. Ginkgobiloba hoy está integrada por Memo Beltzer en bajo y voz, Demian Pozzo en guitarra y voz, Jorge Mockert en batería y Francisco Larpin en percusión. 

La situación actual de la banda es atípica. Existe pero extrañamente están desparramados por distintos lugares. Mockert y Larpin volvieron a radicarse en Santa Fe, Beltzer está viviendo en Australia y Pozzo sigue en Capital Federal. "Entramos en un período de no tocar pero antes grabamos los temas nuevos que hacíamos en vivo", dice Demian. A la distancia,  con la tecnología posibilitándolo, siguieron trabajando en la mezcla, agregaron voces, instrumentos y terminaron por redondear un disco con muy buenas canciones que suena a un disco de síntesis. En palabras de Pozzo: "hay una idea más clara de lo que queríamos hacer con la canción, le dimos más importancia"

En el programa se pueden escuchar reflexiones sobre la historia de la banda, cómo hacer para darle a la canción la claridad que necesita y la actualidad de la música en general.

Dejamos dos transcriptas:

"Sentimos este último tiempo que el grupo es un solo instrumento. Hay momentos de los temas donde no hay arreglos en cuanto a notas de que vamos a tocar cada uno pero sí hay un desarrollo y el grupo respira todo junto. Cuando crece: crece y crecemos todos, y por momento bajamos todo y es como si cantara el grupo también. Yo siento eso".

"Si uno mira las bandas que están en las tapas de las revistas y en las radios, el panorama es desalentador. Sin embargo hay muchos grupos (...) se está gestando algo. En realidad no sé si alguna vez dejó de pasar, lo que pasa es que no tienen la difusión. Hay muchas bandas muy originales, muy buenas, que traen incorporadas información de bandas anteriores (...) Veo también que hay bandas donde tiene más importancia la imagen que la música que está sonando y ahí me deja de interesar".

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++




++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Más adelante se acercó a charlar en el piso la poeta, docente e investigadora Ceclia Eraso. La invitación tuvo que ver con su participación en una mesa de debate que se dió en el marco del VI Festival Latinoamericano de Poesía en  el CCC. La mesa se llamo Escribir poesía después de 2001: la juventud y sus influencias. El coordinador fue Julián Axat y expusieron Angela Urondo, Damián Selci, Demetrio Iramaín y Cecilia.La apertura estuvo a cargo de Axat, que utilizó como disparador una columna escrita por él mismo para Página/12 la semana posterior a la muerte de Juan Gelman a principio de año. La pueden escuchar y ver a continuación:

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++




++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Como podrán apreciar, lo que intentó ser una mesa sobre la poesía después del 2001 terminó pensando -a la luz de la muerte de Juan Gelman- la poesía después de Juan y -sobre todo- tratando de ajustar cuentas con la poesía (y los poetas) de los 90. Una discusión amable e interesante que pueden seguir en su totalidad ingresando a estos links:

Parte 2 (Ángela Urondo)
Parte 3 (Damián Selci)
Parte 4 (Damián Selci)
Parte 5 (Cecilia Eraso)
Parte 6 (Demetrio Iramain)
Parte 7 (Demetrio Iramain)
Parte 8 (Ángela Urondo)
Parte 9 (Damián Selci)

Con Cecilia empezamos por esa tarde de Festival donde se debatieron posturas, se marcaron desacuerdos y se pensó en la poesía. Como sucede a menudo en estos casos el debate quedó corto. Nuestra intención es poder invitar de a poco a todos para ir armando el mapa de las distintas opiniones. Terminamos hablando de su investigación sobre la poesía de los 60s y del hoy: su propia poesía.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para finalizar, junto a Oscar Cuervo charlamos telefónicamente con Santiago Loza, guionista (junto a Ariel Gurevich) y director (junto a Eduardo Crespo) de Doce casas. Historias de mujeres devotas, la ficción suceso que hasta la semana pasada se pudo ver en Canal 7. Yo no la vi. Oscar sí y puedo dar fe de que a lo largo de estos tres meses en que estuvo al aire se mantuvo muy entusiasmado. Parte de ese entusiasmo tiene que ver con que encontró en el tandem Loza/Gurevich/Crespo a gente que pensó en hacer televisión y no en recrear el dispositivo cinematográfico en TV.

Loza lo explica así: "Cuando hago cine me gusta hacer cine, me interesa seguir indagando en su lenguaje. Y la tele era aparentemente un lenguaje que no había trabajado y a medida que avanzamos nos dimos que cuenta que queríamos hacer tele; no hacer cine en la tele, sino hacer tele y dialogar con una televisión que hacía tiempo que yo no veía. La televisión es algo que uno ha criticado mucho, que ha juzgado. Y acá fue decir: ¿Si nos dejan hacer tele a los que nunca haríamos tele, qué tele haríamos? Y algo de eso pasó con Doce casas: probar e investigar en un formato que cuando arrancamos no teníamos tan claro cómo sería".

El formato consiste en pocos personajes (nunca más de cuatro) y en un solo decorado. "Yo fui consumidor de telenovela. Me fui dando cuenta, a medida que avanzamos, que el género me era mucho más cercano que lo que creía al principio", nos explicó. Todo el resto Loza lo explica en la charla con Oscar que pueden descargar abajo.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para descargar el programa completo clickeá ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++