jueves, 15 de septiembre de 2016

"No sé si se le puede discutir al Estado con las herramientas del Estado" - Entrevista a Juan Laxagueborde


*****

Programa N° 568. Nos visitó Juan Laxagueborde para hablar del nuevo número de Mancilla, la revista de la que forma parte como miembro de su comité editorial. "Una revista que propone un diálogo eterno entre los tiempos y las generaciones", nos dijo en otras oportunidades [acá y acá]. Esa cualidad no la han perdido. La de agregar fuego a la tensión tampoco, por eso nos interesa.

El sumario del nuevo ejemplar es nutrido: entrevistan a Marcelo Cohen, piensan las artes visuales en los 2000, exploran algunas invariantes libertarias del presente y se hacen eco de cierta atmósfera apocalíptica reinante en los últimos años. A propósito de ésto último, se destaca el ensayo La ciudad y la furia, que describe la calle y el panorama desolador que espera cada vez que la pisamos:

"Salir a la calle para retornar rápidamente a los ambientes seguros y refugiarnos en la intimidad de los grupos afines. La calle es una interfase entre un contexto privado y otro contexto privado".

La calle intimida y todo ámbito cerrado -privado o público- parece tener por objeto brindar esa sensación de seguridad. La consecuencia es también desesperante: no existe nada por fuera de lo prediseñado. En la conversación con Juan sobrevoló un tono de descontento. Se expresó en sus reflexiones sobre la situación de algunos espacios culturales en Buenos Aires y en la dificultad que existe para encontrar lugares que den miedo. Pero ya llegaremos ahí.

Vuelvo a Mancilla. De sus artículos emerge una mirada común, distintas formas de abordar una misma inquietud o pregunta o temática. Quienes allí escriben son personas que a priori comparten un modo de ver. "Un entrevero de afinidades", escribe Claudio Iglesias refiriéndose a ramona (otra revista), aunque bien puede ajustarse a Mancilla. 

(La idea de afinidad también está en el ensayo de Juan, impecable, en el que vincula la figura de Liliana Maresca con Simon Weil. Se llama Las Dolores: "La afinidad entre dos mujeres espantadas por su tiempo y liquidadas por su angustia que se fueron del mundo dejando perlas negras en el centro de lo que dieron". Aparece también en lo escrito por Colectivo Outis, cuando piensa el anarquismo como movimiento colectivo: "Es unión de individualidades libres. Algunos unidos en grupos más estables y numerosos, otros en grupos de afinidad, otros vinculados a empresas concretas...". Oh, la afinidad. ¿Por qué, si no es por afinidad, leemos la revista?).

Para ser justos, a Mancilla valdría la pena leerla en todo su recorrido para entender de qué forma van planteando su temario. Hay un universo de intereses que perdura. Si tomamos al azar (o no tanto) dos ejemplares bien distantes en el tiempo (el N° 2 y este N° 12/13) vamos a encontrar que en aquel de abril de 2012 hay una pregunta que vuelve a aparecer reformulada en este de 2016: ¿Vive la contracultura?(1)

En ese sentido, la revista funciona como catalizador que lleva a sus páginas preguntas que siguen vigentes y que en los últimos tiempos volvieron al ruedo; el interrogante por lo libertario o por las prácticas al costado de un Estado que está cada vez menos amigable es una de ellas. No es casualidad, entonces, que en ambos números haya ensayos sobre la Cerdos & Peces o, lo que es lo mismo, sobre Enrique Symns. Ni que algunos de los temas en que va a derivar nuestra charla con Laxagueborde lo hagan pararse en un borde filoso, tajante y siempre en estado de pregunta. Por ejemplo, cuando dice: "Cada grupo de personas que se junta quiere una ley. Habrá que seguir bancándose las clausuras y seguir hasta que no lleguen las clausuras. No sé si se le puede discutir al Estado con las herramientas del Estado". 

En un diálogo entre los tiempos, Juan, sabedor de los cambios de contexto, pone en el centro los 80s y ese "Under entendido como concepto que combate a la profesionalización" que se trastornó "para ya nunca volver a ser esa palabra que sintetiza la posibilidad de quemar el cuerpo en la quema del arte" (2). La contracara de esa práctica efervescente, da a entender, vendría a ser Matienzo. "Un lugar sin misterio", según sus propias palabras.

Y ahí el borde. De Matienzo fuimos a los centros culturales y de allí a la necesidad de legislar algunas prácticas para que el Estado de la ciudad no persiga y no clausure. La pregunta por la ley es necesaria cada vez. Ese cuestionamiento hecho por Juan nos dejó pensando hasta hoy, más allá del programa. No creemos en una vida (más) regulada, pero sí en la posibilidad de generar organizadamente herramientas para que ciertos lugares dejen de ser perseguidos y no terminen optando por tirar la toalla y bajar la persiana. Una ley para la libertad, si tal cosa no es un oxímoron (algo de esto menciona Cohen en la entrevista). Es cierto que la potencia artística de las propuestas puede o no estar directamente relacionada a las condiciones de existencia que propone el Estado. Es una problemática que atañe a casi todos los espacios de Buenos Aires, donde conviven estéticas que se amigan y al segundo se desentienden del misterio. Corresponderá, llegado el caso, a esos lugares correrse de allí para continuar en una búsqueda potenciadora, sea dentro o fuera de la ley. Y a los artistas, por supuesto (y sobre todo).

En fin. Nos fuimos largo. Abajo pueden escuchar la conversa completa con Juan.

*****



*****


 *****

El recorrido de la charla: Mancilla / los lectores: "A mí la revista me interesa porque no piensa en un lector. Caja Negra es una editorial que inventa la demanda. No sé si la revista es claramente eso, pero tiene algo de eso. Me incomoda pensar en el lector". / Liliana Marseca y Simon Weil / Ouroboros en el patio de  Puán / el sida / Liliana Herrero / su acercamiento a las artes visuales / Belleza y Felicidad / los 2000 en el arte / Matienzo y la legitimidad preestablecida: "El Matienzo ya está legitimado, ya está connotado, ya no tiene misterio. Es un lugar sin misterio y se encargan de que no lo tenga". / la falta de lugares que generen algún tipo de miedo: "Más allá de lo de Cromañón, la dea del miedo está por pensarse" / la militancia de los centros culturales: "Cada grupo de personas que se junta quiere una ley. Habrá que seguir bancándose las clausuras y seguir hasta que no lleguen las clausuras. No sé si se puede discutir con el Estado con las herramientas del Estado". / Sergio De Loof y la autorganización a través de la comida / "No conocemos los lugares que dentro de 15 años van a ser nombrados como lugar mítico". / "La pregunta es para qué uno hace lo que hace. Yo creo que para uno y para los que quiere" / "Tiene que haber una alternativa a este vicio de que todo lugar tiene que tener su ley y estar regulado".

*****

Pueden escuchar o descargar el programa ACÁ

*****

(1) Si hablo arbitrariamente de estos dos números, es porque le pedí a Juan que me trajera el que hablaba de Bahía Blanca y estoy leyendo los dos a la vez.

(2) Juan Laxaguborde; Las Dolores, N°12/13 Revista Mancilla.

No hay comentarios: