jueves, 6 de julio de 2017

Entrevista a Osvaldo Aguirre: "El problema no es publicar, sino leer; que lo que se publica circule, que sea leído y que reciba una lectura en el mejor sentido de la palabra"


*****

Programa N° 607. Dejamos la charla que mantuvimos con el periodista y poeta Osvaldo Aguirre. Hace poco salió Hablados por la poesía. 14 conversaciones con poetas argentinos contemporáneos, un libro que Espacio Hudson había publicado en 2010 y que decidió reeditar con el agregado de nuevas entrevistas. 

Todas fueron realizadas entre 1992 y 2009. Va desde Joaquín Gianuzzi (que abre el libro) a Diana Bellesi (que lo cierra). Están también Aldo Oliva, Roberto Raschella, Hugo Padeletti, Ricardo Zelarrayán, Nestor Groppa, Darío Cantón, Arnaldo Calveyra, Hugo Gola, Artura Carrera, Francisco Gandolfo, Juan Carlos Moisés e Irene Gruss.

¿Cuál sería la cualidad poética de los finales?, le pregunta Aguirre a Gianuzzi en diciembre del 2000. La respuesta lo lleva a Joaquín a intentar redefinir qué es la poesía: "Si yo pudiera dar mi definición de poesía diría que es una eterna juventud, una contínua extracción de recursos. Mientras la novela, o el teatro, dan a veces la impresión de empantanarse, la poesía saca siempre recursos, es una especie de yacimiento inagotable de imágenes, de formas, de maneras de ver las cosas".

El caso de Gianuzzi se vuelve paradigmático porque, al igual que Aguirre, era periodista y poeta. No casualmente, la primera pregunta que le hace es: "¿El periodismo le sirvió para escribir poesía?". En algún fragmento de la charla Osvaldo reconocerá que cuando preguntaba lo hacía también tratando de desentrañar alguna cuestión que tenía él mismo con la poesía, buscando respuestas en esos poetas. 

"De cada una de esas entrevistas me quedaron cosas particulares, una pequeña revelación"

"Las entrevistas no fueron casuales ni azarosas, sino que siempre entrevisté a poetas que me interesaban -nos cuenta. No fueron encargos. Llegué a pensar que de cada una de esas entrevistas me quedaron cosas particulares, una pequeña revelación. Por ejemplo, en la entrevista con Arnaldo Calveyra me sorprendió que en un momento, hablando del tiempo que pasaba entre la escritura y la publicación (en su caso pasaron muchos años), él me dijo que su deseo era también escribir un libro que fuera solo para él, desentendiéndose por completo de la publicación. Me pareció una rareza porque nadie piensa en la escritura en esos términos. Me pareció revelador de lo más placentero que tiene escribir poesía, de lo que está en el origen: uno no piensa más que en escribir". 

*****

Para descargar la charla clickeá ACÁ

*****



*****

La dificultad de la poesía. "La poesía no está sujeta, en principio, a demandas o corrientes. En principio, ¿no? Por ahí hay algo de eso a veces. Yo pienso que el problema no es publicar, sino leer; que lo que se publica circule, que sea leído y que reciba una lectura en el mejor sentido de la palabra, no un Me gusta. Esa es la mayor dificultad hoy".

El interés por la música y la poesía como desvío. "En general los poetas no dicen que cayeron en la poesía por defecto. En el caso de Gandolfo es muy claro cómo lo plantea. En el caso de Zelarrayán no dejó nunca de prestarle atención a la música. Ha tenido textos sobre Sattie y una de sus hijas es música (...) Me parece que la cuestión de la música es una de las preocupaciones básicas en la escritua de poesía y en cada poeta tiene un sentido diferente".

La centralidad de Buenos Aires. "Buenos Aires tiene una centralidad insoslayable. Zelarrayán decía que Buenos Aires está llena de provincianos (risas). Pero me parece que lo que uno ve es que el punto de relación pasa por Buenos Aires. Los poetas del norte o de la patagonia no se relacionan directamente entre sí, sino a través de Buenos Aires. Previamente en cada provincia hay centros culturales y lugares de mucha producción, pero esa situación no se ha alterado".

"Los festivales de Buenos Aires son más conservadores, te diría. En el que se hizo en la Feria del Libro, aunque tenía una lista de invitados muy buena, no había poetas menores de 40 años. Los festivales del resto del país son más abiertos, más experimentales. Obviamente que abriendo el espectro tenés más posibilidades de equivocarte, pero es más interesante"

Internet y festivales. "Internet cambió muchas cosas en la circulación de poesía. Se le quitó la centralidad a las publicaciones en papel. Sobre todo a las revistas, porque el libro en papel sigue siendo importante. De hecho, las publicaciones digitales para los poetas no son lo mismo que el libro en papel. Si bien cambió el panorama, no lo ha modificado sustancialmente. Otro elemento importante de los últimos años fueron los festivales de poesía o de literatura como el de Rosario o el de Córdoba, Tucumán también, que han sido importantes sobre todo para visibilizar a poetas más jóvenes. Curiosamente no hay un festival de esas características en Buenos Aires. Los festivales de Buenos Aires son más conservadores, te diría. El que se hizo en la Feria del Libro, aunque tenía una lista de invitados muy buena, no había poetas menores de 40 años. Los festivales del resto del país son más abiertos, más experimentales. Obviamente que abriendo el espectro tenés más posibilidades de equivocarte, pero es más interesante".

No hay comentarios: