lunes, 28 de octubre de 2013

Litto Nebbia en una entrevista para descargar



Patologías Culturales, el programa, nos ha dado la posibilidad de charlar con varios de los músicos que contribuyeron a esto que somos como personas. En alguna oportunidad, pensando en Moris, se me ocurrió que "De nada sirve" ha sido una canción que dejó en varios de nosotros una huella muy profunda al enunciar: "De qué sirven las heladeras y lavarropas / televisores y coches nuevos / y relaciones y amistades y posiciones / si están podridos y aburridos de este mundo que está podrido"Manifiesto anti evasión y anti consumo, es posible que haya sido una de las primeras canciones que escuché en plantear la inutilidad del tener por tener de una manera tan contundente y directa. Probablemente, alguna de esas lineas hayan marcado mi forma de ver la cosa. 

Con Litto Nebbia pasa lo mismo. Que nos guste el rock y la música toda tiene que ver con él indudablemente. El sábado pasado tuvimos la chance de compartir una hora de charla. Lo hicimos junto a mis amigos Pablo Vidal (artífice del encuentro) y Oscar Cuervo. En lo que a mi respecta, es la 4ta vez que lo entrevisto y siempre es (y será) un acontecimiento. El solo hecho de pensar en lo que significa me pone la piel de gallina pues es ni más ni menos que el responsable de que en el rock argentino se cante en castellano. Hasta que no vino Nebbia con Los Gatos Salvajes y sintió que necesitaba expresarse y escribir en su idioma, el rock era en inglés o no era. Su gran aporte fue hacer de esa música una cosa distinta y "La respuesta" (1965) fue la canción con la que empezó a abrir el camino. 

Para 1973, Litto ya se había corrido de los límites que imponía el rock como género para empezar a establecer lazos con otras músicas y otros músicos. La materialización de eso fue Muerte en la Catedral, ese gran disco que está cumpliendo 40 años y que ha sido el comienzo de un sendero que Litto nunca más desanduvo. Mientras hoy discutimos si el rock fue o no absorbido por el mercado (¿qué duda cabe de que fue así?), él apenas entrados los 70s ya se sentía encorsetado y empezaba a notar que el rock le quedaba chico y lo asfixiaba. Por eso fue al encuentro de músicos provenientes del jazz. 

Uno a veces pierde de vista estas cosas porque Litto no es de detenerse demasiado tiempo en el pasado. Si se da una vuelta es porque nosotros lo invitamos a que lo evoque en función de tal o cual canción o melodía que redescubrimos y rescatamos por su belleza y originalidad ( con la obra de Nebbia eso sucede todo el tiempo y en cierto modo es una suerte pensar que aún son muchos los discos que nos quedan por descubrir). Entonces, decía, lo llevamos hacia el pasado pensando en una época en que todo estaba por hacerse; él, gustoso, acepta el convite pero afortunadamente se las ingenia para volver a poner cabeza en lo próximo porque, para su modo de ver las cosas, lo que falta por hacer es mucho. Por eso lo admiramos también. No en vano, una de las frases que más lo representan es: "Yo no permito que impidan seguir". 

Actualmente está por hacer un concierto conjunto con La Perla Irregular el 2/11 en el bar La Perla donde juntos recrearán un repertorio que incluye temas de los dos y canciones de admiradas bandas de los 60s como The AnimalsBeach Boys o The Beatles

Hasta el momento lo último que editó es un disco con su nueva formación Aire fresco integrada por Daniel Hommer y Juan Ingaramo. Empezaron en formato trío pero se convirtió rápidamente en un cuarteto cuando sumaron a Leopoldo Deza; actualmente ya ni se sabe qué es, se podría decir que muta en función de lo que la canción pida. Y esa fue una de nuestras primeras preguntas: ¿Cómo darse cuenta de lo que pide una canción?

Aquí dejamos la entrevista para descargar. La nota cierra con un regalo: la pre-mezcla de una canción suya inédita que fue compuesta en 1970 y que canta Leo García. Se llama "Canción de los inocentes".  Está incluida en un disco de Leo que verá la luz el año que viene y cuenta con producción del propio Litto.  ¡Inmensamente agradecidos!

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++




++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hablamos por teléfono con Lucio Mantel. El viernes 1/11 (que viene) va a despedir el año con un gran concierto en La Trastienda mientras empieza a pensar cuál será la personalidad sonora de su próximo trabajo. 

2013 fue el año en el que editó Unas horas, disco grabado en los estudios ION con su cuarteto de cuerdas donde -además de recrear temas de sus dos discos anteriores como la hermosa "Bailar con tu sombra"- se permitió incorporar tres canciones que son, cada una, un universo en sí mismo: "Para ir" de Luis A. Spinetta, "El Boliche" de Eduardo Mateo y "Jöga" de Borjk. Aquí anuncia algunos de los rasgos que tendrá el concierto donde

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Más adelante escuchamos dos canciones del disco nuevo de Luciana Jury, que se llama "En desmesura".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

No hay comentarios: