jueves, 23 de marzo de 2017

Entrevista a Cecilia Szperling


*****

Programa N°593. En el marco de De lectores en La Tribu, el espacio que comanda Ana Ojeda, nos visitó Cecilia Szperling. Como escritora publicó El futuro de los artistas (1997), Selección natural (2006) y el flamante La máquina de proyectar sueños (2016). Además es creadora de ciclos que han dejado una estela indeleble como Lectura + música, Confesionario y Libro Marcado.

El recorrido de la charla: los ciclos ( "Ví algo antes de que estuviese sucediendo") / el periodismo cultural / la escritura profesional / sus novelas / el sentimiento de hermandad, lo misterioso, la empatía y la sensación de que no va a poder salir de ese universo / el diálogo artístico que mantiene con su pareja, el cineasta Andrés Di Tella.

*****
La pueden descargar acá.

*****



*****

La escritura y el periodismo."Para mi el periodismo no es escritura profesional. Literatura no es. Puede ser buenísimo, pero no es literatura. Me acuerdo que una vez Piglia me dijo: 'Cuantos que están en los suplementos culturales se creen que están haciendo literatura'. Y yo dije: 'Guau, lo voy a tener en cuenta'. 

La escritura profesional. "Hay escritores que trabajan profesionalmente, un grupo chico de escritores que viven de su escritura (...) Yo pertenezco a una generación para la que la palabra profesional está mal vista, le tenemos prejuicio; pensamos que lo profesional implica esperar el resultado. Esa es nuestra idea, por ahí es una boludez total, pero bueno, hay que aceptar cómo uno piensa".

Di Tella. "Estamos juntos desde los 20 años. Nos fuimos haciendo un poco juntos. Él hizo su primera película estando conmigo y yo publiqué mi primer libro. Las primeras películas yo trabajaba con él en el guión. El diálogo es super fuerte, creo que en un momento tuvo su máxima potencia. Confesionario habrá sido una especie de estallido después de tanto documental personal. Andrés fue precursor de eso, por lo menos en Argentina (...) Es una relación genial porque es como un laboratorio. Todas nuestras caminatas -para sacar al perro o para buscar a nuestra hija- son "estoy con tal cosa" o "estoy con tal otra". A esta altura creo que estamos tan comprometidos con lo que hacemos cada uno y con tanta producción que ni él me puede seguir en todo a mí, ni yo seguirlo en todo a él".

"Yo pertenezco a una generación para la que la palabra profesional está mal vista, le tenemos prejuicio" 

El medio y la mujer que escribe. "Es mucho más difícil para una mujer, es más complicado, el doble de esfuerzo".

Selección natural. "No quería que se lea. El libro me parecía oscuro, de hecho en algún momento lo aliviané un poco porque no quería poner más problemas en el mundo. Yo estaba tímida, tenía verguenza de que se lea. A diferencia de La máquina de proyectar sueños que lo fui probando en vivo en los ciclos".

No hay comentarios: