miércoles, 5 de octubre de 2016

Octubre García y Homenaje al Príncipe / Entrevistas a Darío Jalfin y a Gabriel Destéfano y Pía Lacelli


En estos días, en Buenos Aires, Charly García y El Príncipe Gustavo Pena Casanova serán homenajeados de distintas maneras. Uno, popular y masivo, fue la antena y el fusible de la sociedad argentina a lo largo de más de 40 años; el otro, uruguayo, un incansable hacedor de canciones que resistieron el paso del tiempo y afloran cada vez con más fuerza. Uno tiene una obra ya casi cerrada y a merced de ser interpretada y releída; el otro dejó cientos de canciones algo escondidas, grabadas en condiciones no siempre favorables, que reclaman ser descubiertas. Uno cumple 65 años y por eso en el CCK, con la curaduría de Darío Jalfin, se llevará adelante el Octubre García, donde solistas y bandas estarán tocando de manera completa cuatro obras fundamentales de su discografía. El otro, fallecido en 2004, sigue con su sana costumbre de unir a través de la música y por eso será celebrado el sábado 30 en La Quince. 

A continuación dos entrevistas a los hacedores de ambas celebraciones.


"Siento que en Charly no hay prueba y error" 

 Entrevista a Darío Jalfin,  curador del ciclo Octubre García en el CCK. La pueden escuchar acá.

- ¿Cómo surge la idea de hacer el Octubre García?

- Es una idea que yo tuve el año pasado cuando hice un concierto en Vuela el pez el día del cumpleaños de Charly. Participaron Paula Maffía, Rosal, Javier Maldonado y otros invitados. Nos mezclamos bastante. Y este año me convocaron del CCK para hacer algo similar a eso pero como ciclo de conciertos. Yo les propuese hacer algo diferente y que en cada concierto se toque un disco de Charly completo.

- ¿Cómo lo pensaste?

El desafío era buscar voces de gente que pueda salirse del lugar común y del repetirse. A la vez, creo que hay que encontrar un balance y es algo que estoy descubriendo a partir de ir haciéndolo. Hay tanto dicho ahí, tanto puesto, que no da mucho para hacerse el loco. Puede pasar una vez, pero no es lo mismo que decir 'voy a tocar 8 temas y encontrarle la vuelta de rosca'. No me parece que sea una buena decisión o búsqueda. Me parece que es un balance; en algunos se puede encontrar una vuelta o algo nuevo, en otros recrear lo que había de otra manera, pero sé que el ciclo va a tener mucho de novedoso. Eso es lo que me gusta y sé que los artistas que convoqué van por ese lado, todos van a hacer su búsqueda y van a aportar distintos colores. Lucio Mantel va a tocar con el cuarteto de cuerdas y me parece una decisión buenísima. Yo voy a tocar con todo el grupo, pero también lo voy a ir dosificando; como tengo la parte de banda y la parte de los instrumentos tradicionales, voy a ir balanceando qué voy usando en los temas. En mi caso invito a Tweety Gonzáles en un tema y vamos a hacer A punto de caer los dos solos, también invité a Emme para cantar Estoy parado en el medio de la vida. Está prometedor.

- ¿Cómo pensás a Charly García músico y artista?

- Yo lo asocio mucho con la imágen completa, con tener la idea... como el tipo que va a empezar a pintar algo y tiene todo el cuadro en la cabeza, el mundo latente. Eso es lo que yo más destaco. Vos te das cuenta que cada elemento está puesto porque es necesario y ahí se dan la mano composición, arreglo, producción, letra, título del tema, título del disco... Esos son los músicos que más me influenciaron, que más admiro. Lo veo mucho en Charly, en Chico Buarque y te diría que no en muchos más. Hasta a Spinetta lo veo distinto en ese sentido, mucho más completado por las bandas que armó, con otra forma de hacer, donde el hacer implica otra forma de rodearse, otros aportes. Digamos, no es el mismo el aporte de... no me quiero meter en terrenos complicados (risas), pero no es lo mismo Mono Fontana a Spinetta que el negro García López a Charly, por decir algo ¿no? En el espíritu hay búsquedas que se nutren mucho más de los demás y de incluir eso, y hay búsquedas que vos sentís que el tipo tiene todo en la cabeza y hay que dejarlo que lo refleje. Yo a Charly lo veo en ese lugar. Desde lo que parece más esencial hasta lo más accesorio está todo dialogando y en equilibrio. Eso es porque estaba la visión de antemano del tipo que dice 'voy a hacer una orquestación' y tiene en la cabeza cómo va a sonar el fagot con el píccolo o la flauta (...) Eso se escucha hasta en la intención, hasta te diría en cómo fue hecho, tocado y grabado. Hay una frescura que tiene cada elemento que claramente surge de ahí, de tener en claro que es eso, 'vamos a hacer esto'. Siento que en Charly no hay prueba y error, hay prueba y...sin error (risas).

*****
Cronograma de discos y artistas:

Jueves 6: Confesiones de invierno -  Alfonso Barbieri con su grupo / Javier Maldonado con su grupo
Viernes 7: Peperina - Darío Jalfin & los alquimistas / Melina Moguilevsky con su grupo
Jueves 13: Yendo de la cama al linving - Tatadíos & Florencia Ruiz / Chau Coco & Manu Eguía
Jueves 14: Piano Bar - Rosal / Lucio Mantel
Jueves 23: Concierto especial. Participan todos los invitados al ciclo y se suma Santiago Vázquez


*****
"El Príncipe entendía cuál era su misión más allá de la trascendencia que pudiera tener su música"


A pocos días del 3er Homenaje al Príncipe, Gabriel Destéfano y María Pía Lacelli, sus organizadores, nos detallan en qué consiste y cómo se preparan para una noche de cine y música [Nota: no será el 8/10, sino que se reprograma para el 30/10 fruto de las clausuras persecutorias a las que están siendo sometidos los espacios culturales].

¿Cómo surge la idea de homenajear al Príncipe?

Pía: Surgió estando en Uruguay de vacaciones y escuchando mucho su música. Veníamos escuchándolo, pero en ese viaje se sintetizaron cuestiones musicales y afectivas. Hablábamos con amigos en Buenos Aires y en Uruguay, y veíamos que el Príncipe no se conocía tanto. Ese fue el disparador. Un día tomando mate en la playa dijimos de armar una tocada y apareció la posibilidad de pasar La cocina, la película de Willy Villalobos que había visto Gaby.

Gabriel: Yo la había visto en You Tube. Después se la quise mostrar a un amigo y ya no estaba.

Pía: Todo eso se condensó en la idea de hacer un festival que se fue creando a sí mismo. Lo empezamos a armar [en 2015] y la primera noche [en abril] estuvo lleno de gente, con un montón de músicos tocando. Fue muy impresionante para nosotros porque se gestionó casi solo.

Gabriel: Yo el primer tema de El Príncipe lo escuché cuando ustedes hicieron el festival de La Tribu [se refiere a los conciertos de celebración por los 20 años de la radio en que Gabriel escuchó por primera vez una canción del Príncipe por Gonzalo Aloras] y todo se fue dando de esa forma. Conozco a los chicos de Ciruelo por un homenaje a Spinetta, hablo con ellos, me doy cuenta de que tocan Polenta. Se fueron cerrando un montón de cosas de esa manera. Lo mismo cuando hicimos el primer festival, fue mucha más gente de la que entraba en el lugar y conseguimos tocar afuera. En un punto parecía que su aura estaba ahí moviendo las fichas y nosotros un poco nos sentimos así, porque esa música y ese mensaje de él...Por eso pasamos la película, porque nos parece que es un complemento muy contundente de lo que es el mensaje de sus canciones, de cómo vivía la música y de la convicción que tenía él de que eso iba andar, que no dependía de que él estuviese acá o no, que iba a llegar a la gente, iba a taner un impacto. En ese plan nosotros nos sentimos un instrumento más del rodaje que va a tener la música del Príncipe. Todavía hay mucho material que va saliendo. Este año salió un disco nuevo que publicó Eli- U, son grabaciones caseras, pero al toque que salió eso nosotros hicimos el segundo festival y algunos de los chicos ya sacaron esos temas para tocar, entonces es algo que genera mucho entusiasmo en los que participamos.

- ¿Qué generó en ustedes musicalmente El Príncipe y qué les genera verlo en la película?

Gabriel: Para mí su testimonio en la película es muy fuerte. La música me impactó. No sólo la música, también la imagen en video. Yo lo primero que ví, después de escuchar la versión de Chiquito de Aloras,  fue Imaginando buenas, el video de El Recital que está en You Tube. Fue muy fuerte, él con un saco rojo y tocando esas canciones con un nivel de improvisación y de juego muy fuerte. Para mí condensaba cosas que siempre me gustaron mucho como la cuestión armónica y rítmica brasilera, y esa impronta bien rioplatense. Y cuando terminé con eso vi la película y encontré un tipo que aborda eso cien por cien, que entendía cuál era su misión más allá de la trascendencia que pudiera tener su música en su círculo o de la cantidad de gente que lo escuchara. Es muy fuerte hoy en día. Hace unos días estábamos viendo el trailer con la escena de Polenta y es muy emotivo, hay una convicción muy poderosa, no sólo a nivel de artista o músico, sino también de cómo abordar el quehacer de cada uno, cómo lo significás. ¿Si perdés todo seguís siendo vos o no sos nada? Todo eso es muy fuerte, sobre todo en un medio que se mide por likes, por bajadas, por cuánta gente te conoce o no... Ante eso hay un tipo que está con la camisa que tiene, como está, y es feliz haciendo lo que hace, convencido de que es su misión.

Pía: Es un artista que genera mucha libertad, alcanza momentos de sensibilidad que no cualquier músico genera. Está en otro nivel, como Spinetta acá. Frente a la escena actual, es fundamental rescatar estas personas que traen un mensaje que genera libertad. Para los músicos tener esos referentes y saber que existen esas personas, está bueno como fuente de inspiración y de disfrute. Cuando vas al centro de todo, la música es llegar a una conexión espiritual o interna. 

- ¿Cómo va a ser el desarrollo de la noche del sábado?

Pia: La idea es abrir las puertas 20.30 y a las 21.00 proyectar La cocina. Cuando termina la peli Willy se acerca, dice un par de cosas y deja que la gente le pregunte cosas. No es un monólogo. Eso está bueno porque le preguntan muchas cosas, está bueno terminar de ver la pelícual y tener al que la hizo ahí. Hay un grilla de 9 bandas entre dúos, tríos y bandas. Además hay tres amigas que exponen fotos de Uruguay.

"El Príncipe entendía cuál era su misión más allá de la trascendencia que pudiera tener en su círculo o de la cantidad de gente que lo escuchara. Es muy fuerte hoy en día. Estábamos viendo el trailer con la escena de Polenta y es muy emotivo, hay una convicción muy poderosa, no sólo a nivel de artista o músico, la película habla de muchas cosas, de cómo abordar el quehacer de cada uno, cómo lo significás. ¿Si perdés todo seguís siendo vos o no sos nada? Todo eso es muy fuerte, sobre todo en un medio que se mide por likes, por bajadas, por cuánta gente te conoce o no... Ante eso hay un tipo que está con la camisa que tiene, como está, y es feliz haciendo lo que hace y está convencido que es su misión y la aborda cien por ciento" (Gabriel Destéfano)

- ¿Qué recuerdos guardan de los festivales anteriores?

Pía: Nuestra idea era juntarnos con amigos a tocar y de repente se empezó a hacer grande. Después del primer festival, un chico escribió que había conocido al Príncipe porque cayó no sé cómo ahí, le había encantado la música y la quería tocar, entonces pedía si alguien tenía un cifrado. Ese fue el primer indicio de que iba por ahí. Colaborar para que una persona en el mundo haya conocido esa música fue objetivo cumplido. Eso sigue ocurriendo.

Gabriel: Hay mucha gente que nos escribe. Gente de La Plata y de Uruguay.

Pía: Siempre caen mensajes de gente de Uruguay que dicen: 'Vengan a hacerlo acá'.

Gabriel: O dicen: 'Quiero ir' o 'Voy a ver si me tomo el barco'. Y es re fuerte. Para nosotros sería hermoso ir a tocar allá música del Príncipe para gente que está con ganas de escuchar eso en vivo.

- Para cerrar les pido que elijan una canción suya.

Gabriel: Une creo que sintetiza todo lo que El Príncipe quería decir con su música y su manera de vivir.

No hay comentarios: