sábado, 23 de agosto de 2014

"Ahora que Europa está en crisis sería muy buena una ola de inmigración europea", dice Javier Martínez en "Yo soy Buenos Aires". Además: entrevista con Mi amigo invencible + entrevista con Horacio Bernades por la reapertura de la Lugones + disco nuevo de Tom Petty. Todo para descargar.


*****

Programa N° 462. Entusiasmados con lo nuevo de Tom Petty & the Heartbreakers, empezamos con Power Drunk y Red River, canciones incluidas en Hypnotic eye, disco que apareció unas semanas atrás para recordarnos que es posible dar una clase magistral sobre cómo hacer un disco de rock clásico.

                                                                                 *****

Más adelante, pusimos el ojo en una novedad editorial relacionada con el rock argentino. Se trata del libro Yo soy Buenos Aires. Conversaciones con Manal Javier Martínez de Fabio Scaturchio. 

Lo que significa Javier Martínez para el rock argentino no es difícil de explicar. Lisa y llanamente es uno de sus inventores, alguien que supo escuchar la música que venía de afuera, pasarla por su propio tamiz y condimentarla con lo propio. Dicho así parece simple y hasta inevitable si uno lo mira en perspectiva, pero no era tan sencillo de hacer. 

Lo que venía de afuera es el rock y el blues. Lo propio el idioma castellano, la sonoridad del tango, las figuras poéticas. Javier, además de ser un gran cantor, en esos primeros años descolla como escritor y poeta, un tipo que en cuatro o cinco versos logra retratar el paisaje del sur fabril como nadie, como pocos. Me refiero a Avellanedas Blues

Sur y aceite / barriles en el barro / galpón abandonado.
Charco sucios / el agua va pudriendo / un zapato olvidado.
Un camión interrumpe el triste descampado.

Luz que muere / la fábrica parece un duende de hormigón.
y la grúa / su lágrima de carga / inclina sobre el dock.
Un amigo duerme cerca de un barco español.

Esas lineas son de lo mejor que se escribió en el rock argentino por afano. Lo propio también es su mirada (sin ella -y sin la preexistencia del tango- no hubiese sido posible esa maravilla), su canto (que contribuyó a modelar el de todas las generaciones posteriores que se dedicaron al rock o a la música popular a secas) y su toque como baterista (cuando escribo esto pienso en Jugo de tomate frío y en esa rareza que el oído reconoce inmediatamente cuando promedia la canción: al llegar la última estrofa detecta que algo está pasando, un encontronazo entre el canto y el ritmo que no es más que un juego, un lanzamiento al vacío que lo lleva a ingresar con el primer verso en el tiempo dos del compás, un tiempo después de lo que el oído esperaba. Eso que ocurre ahí musicalmente, en el rock argentino no es habitual y Martínez lo hace como nadie).

Dicho esto, transcribo algunos fragmentos de su pensamiento volcado en el libro. Cuesta reconocer al de las canciones en algunas de sus afirmaciones. ¿Sorprendidos? No.

"Yo me acuerdo que la gente que no tenía ni un gramo de pensamiento nacional decía: 'Nosotros no vamos a llegar nunca a nada porque somos una mezcla terrible'. Y yo decía que era al revés. Nosotros vamos a llegar a ser algo justamente por la mezcla. Vos fijate la belleza de ciertas mujeres, bellezas extrañas que son mezclas étnicas, bien logradas; hay otras que no salen tan bien (risas). Y la mezcla de cultura europea con los indios es bárbara. Ahora que Europa está en crisis sería muy buena una ola de inmigración europea".

Fabio Scaturchio: Es que ahora la inmigración viene de más cerca.

Javier Martínez: Si, de los países limítrofes y no es una buena inmigración para nosotros; que esto no suene discriminatorio porque no lo es, pero nosotros no tenemos espaldas para bancar esa inmigración, porque nosotros mismos somos un país atrasado. Lo que nosotros tendríamos que haber hecho es haber ayudado a esos países a desarrollarse en su lugar y no que vinieran acá a vivir como el culo en los cinturones del conurbano.Esto lo digo con mucho cariño y respeto, no soy discriminador ni racista. Lo mismo que nuestra gente del interior no tendría que haber venido, como vino, a instalarse en los cordones industriales, ese fue un error de Perón. Mientras duró el boom industrial, en la primera presidencia de Perón, todo bien, porque esa gente dejó de ser peón de campo y aprendió un oficio, había escuelas de oficio y esa gente se integró. Pero después, los que siguieron viniendo vinieron al pedo. Por un Palito Ortega que vino a vender café y llegó a ser un ídolo, hubo cien millones de tipos que la pasaron muy mal y que la siguen pasando mal. Yo lo digo por humanismo puro y no por discriminación. Las ciudades están colapsadas, la tendencia es a rajar de las ciudades, yo soy un porteño, nací en Capital pero vivo en el Gran Buenos Aires y si me decís si quiero ir a vivir a la Capital te digo que no (...) Si yo me compro un auto, con la indisciplina que veo en el tráfico argentino me vuelvo loco".

FS: ¿Nunca manejaste?

JM: No, nunca manejé, yo creo que me dan perpetua porque me compro una uzi y mato veinticinco tipos; yo podría manejar en Suiza o en Alemania, acá no.

FS: Contame de Sol del sur.

JM: Bueno, en su momento no tuvo mucha repercusión pero hoy se sigue reeditando; es del 83, hace casi treinta años que se sigue reeditando (...) Hay gente que no me apoyó en ese momento, pero yo sé que dentro de cinco mil años se va a escuchar mi música aunque no me den bola. Después empezó la conspiración para dejarme afuera del rock nacional. Yo organicé en mi casa, con Spinetta y Pappo, el concierto para el año de la guerra, y cuando fui a tocar no me dejaron; a Medina tampoco lo dejaron tocar. Igual que en el Bicentenario, se ocuparon de que yo no tocara y que no tocara Moris y que no tocara Spinetta. Esa es la Argentina de psicosis de escasez de pueblo chico. Los países chiquitos, con almas chiquitas, miserables, subdesarrollados, pobres y corruptos para siempre. Ese no es el destino que yo quiero para mi país pero sí el destino que le forjan ciertos personajes, es eso, psicosis de escasez de pueblo chico. La Argentina se vive a sí misma como un pueblo chico, como una cosa pequeña que no alcanza para todos. En B.A Rock 82 toqué de casualidad porque hice presión, porque casi no toco. Pero en el de la guerra de Malvinas me cortaron las gambas. Como otros se ocuparon de sacarme del Bicentenario. Otros mezquinos, egoístas, que dejan gente afuera. El que piensa así y deja gente afuera, siendo excluyente, es un basura. Al que le quepa. que le quepa, yo no doy nombres. Yo no excluyo a nadie, no saco para afuera gente, incluyo. No sufro la psicosis de escasez de pueblo chico. Hay tipos que vinieron de ciertos lugares del interior y todavía no llegaron acá, que dicen que les dan asco los habitantes de esta ciudad, que dicen barbaridades, están locos, viste, tienen un pedo militar, no sirven para nada. Al final de cuentas viene bien que la ciudad de Buenos Aires sea la capital del país y estos tipos no lo hayan logrado, porque al final de cuentas, con la mentalidad que tienen hubiesen sido mucho peor y más injustos que Buenos Aires, porque fijate la mentalidad que tienen. Tiran todo para atrás, hacen todo chiquito, sacan gente para afuera, excluyen. En una palabra: sufren de provincianismo. Yo nací en una gran ciudad. ¡Qué suerte! Tengo una visión cósmica. Cuando voy a París, Londres o Nueva York me siento como en mi casa porque soy de Buenos Aires, no soy de un pueblito con psicosis de de escasez (risas). Con Basta de boludos pasa lo mismo: lo meten en un cajón para frenarme, y todo eso se va a revertir en contra de ellos.

FS: Yo en esa época te estaba ayudando con la prensa, hablé con la compañía y me pelee con el tipo. Me acuerdo que ponían una publicidad de dos páginas a todo color con todos sus artistas y a vos no te ponían, ponían artistas ridículos, totalmente desconocidos, y el disco tuyo no figuraba.

JM: Es que se preocupan por imponer artistas de otros lados y me tienen a mi, que soy recontraclásico, frenado, es como los tipos que se van a vivir a París y se quedan apabullados y se quedan en un rinconcito escondido, o los que se van a Nueva York y se quedan escondidos en un barrio. Yo soy Buenos Aires, entendés, y para algunos Buenos Aires es mucho.

FS: ¿El hecho de que vos seas Buenos Aires, como te definiste, te dio alguna limitación en tu carrera?

JM: Yo soy Buenos Aires y algunos me temen y me odian. Justamente estoy leyendo a un tipo que se llama Larriqueta, que dice que Argentina está formada por dos civilizaciones: una, que es la del interior, que la llama "tucumanesa", y la otra, la civilización de Buenos Aires, y es así. El porteño es una civilización que está contrapuesta a la del interior. Buenos Aires es diferente, la mentalidad, todo.

Aquí frenamos. Está copiado tal cual aparece en el libro, con sus redundancias y vaguedades. Las negritas son nuestras. Da pavor leer a uno de los artistas que más contribuyó a la apertura de cabezas en esta ciudad pensando el país como dos civilizaciones, donde el mal llamado "interior" viene a ser la expresión de una mentalidad menor y atrasada, y la ciudad de Buenos Aires la alta cultura que se expresa en el habitante universal. 

Aquellos que venimos de ciudades y pueblos de otras provincias sabemos perfectamente que entre Buenos Aires y las restantes 23 provincias existen diferencias. Es lógico y esto no conlleva una valoración. Lo que él marca y remarca es un rasgo de ignorancia; se encuentran personas con ánimo de excluir en todos lados. 

Creo entender que cuando Javier habla de Argentina en realidad piensa en Buenos Aires. Cuando dice que la inmigración de los países limítrofes "no es buena para nosotros" porque "no tenemos espaldas para bancarla", ese "nosotros" no es el país todo sino la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal. A su vez, olvida que la inmigración de países limítrofes no se asienta sólo por estos lares sino que hay regiones argentinas que tienen un diálogo permanente con quienes van y vienen a uno y otra lado de la frontera; regiones que en verdad mantienen un vínculo mucho más estrecho con Paraguay (el NEA), con Chile (el NOA y el sur) y con Bolivia (al norte) que con la Capital Federal. Hay una circulación de hábitos, costumbres, sonidos y personas que no tiene nada que ver con lo que sucede aquí. De manera que incurre en una confusión notable pero hay una lógica en el modo de pensar: si la inmigración latinoamericana es de segundo orden, va de suyo que todo habitante influenciado por esas culturas está preso de una mentalidad "otra" y "sufre provincianismo".

Tampoco se entiende bien la expresión "psicosis de escasez de pueblo chico". Mejor dicho: se entiende lo que quiere decir pero la expresión es confusa. Mucho menos dónde está la "conspiración" para dejarlo fuera del rock argentino. En fin. Podríamos haber dejado pasar la ocasión de mencionar esto (que, por otra parte, es doloroso) pero tiendo a creer que es valioso rescatarlo para evidenciar que hay pensamientos que la época se lleva puestos. En otro contexto, un músico ligado al rock, amante de la filosofía y defensor de las libertades individuales que habla así hubiese pasado de largo, pero este presente no admite subestimar de tal forma las culturas que hacen a nuestra identidad, o al menos no sin poner esa opinión bajo la lupa y ver qué hay detrás. Lo triste es que sea Javier Martinez quién lo dice y no Cacho Castagna.

*****




*****

Nos visitaron Mariano Di Cesare y Mariano Castro, integrantes de Mi amigo invencible, banda mendocina que está radicada en Buenos Aires desde hace unos años y que en siete años de vida han logrado redondear una producción muy alta en calidad y cantidad: 4 discos editados + 3 EPs.

Hace pocos días se cumplió un año de la salida de su último muy buen disco, La nostalgia Soundsystem, y aprovechamos para escuchar canciones de allí, hablar sobre los géneros,  la vida y la composición en Mendoza, la apuesta al trabajo en grupo y mucho más.

*****

Al final llegó Oscar Cuervo y junto a él entrevistamos al periodista y crítico de cine Horacio Bernades para adentrarnos un poco más en la iniciativa presentada para que se reabra la sala Lugones.

                                                                                *****

Para descargar el programa completo clickeá ACÁ

*****

Lista de canciones:

- Power drunk - Tom Petty & the Heartbreakers
- Red River - Tom Petty & the Heartbreakers
- No hay tiempo de más - Manal
- Elvira - Manal
- Ojos - Maca Mona Mu
- La nostalgia soundsystem - Mi amigo invencible
- Esta casa - Mi amigo invencible
- Más desorden - Mi amigo invencible (en vivo)
- Me cuidé tanto - Mi amigo invencible (en vivo)

No hay comentarios: