jueves, 3 de noviembre de 2016

"Lo grotesco es la desestructuración de las cosas a las que estamos acostumbrados" - Entrevista a Rocco Carbone


*****

Programa N°575. Nos visitó el escritor Rocco Carbone para hablar de su ensayo sobre el/lo grotesco incluído en el libro Grotexto, editado en 2012 por El 8vo loco dentro de la colección Ensayos a la mandíbula.

Lo primero que llama la atención es su tonada. Carbone nació al sur de italia en un pueblo rural de 800 personas construído de piedras blancas, a pocos kilómetros de Cosenza. Habitado por campesinos y herreros, es de esos lugares que se quedó en el tiempo, como en una fotografía -según describe. "Había también algún borracho, un filósofo, o mejor dicho un teólogo", completa. 

"Mi tonada es una sumatoria de accidentes culturales, linguísticos, de viajes. A mí siempre me gustó pensarme tímidamente a la sombra de una gran figura latinoamericana que es un gran hombre del siglo XX: el Che Guevara. Él también tenía una sumatoria de tonadas (...) Él decía: 'Soy argentino y cubano'. Esa frase siempre me interesó, es atractiva. ¿Cómo se puede ser de dos lugares al mismo tiempo? A mí me pasa eso, no para ponerme en paralelo con Guevara, que son palabras mayores. Pero sí me interesó siempre esa frase".

La cuestión es que Rocco vive en Buenos aires desde el 31 de diciembre de 2004. O sea, un italiano viviendo en Argentina. "Decir que soy italiano también es difícil, porque el Estado Nacional a los pobladores del sur de Italia los trató malamente. Somos una semicolonia, Calabria especialmente. O de Nápoles a Palermo, pero Calabria especialmente. Entonces, es dificil nombrarse como italiano", resume y hay algo de ese relato que nos resulta familiar gracias a Maradona, el eterno representante del sur contra los ricos del norte. De eso también hablamos: "El sur nunca tuvo un equipo importante en la A hasta que llegó Maradona".

Pero vamos a lo grotesco: "Es una categoría que empieza a circular a partir del romanticismo. Lo bello y lo feo son categoría estéticas estáticas. En cambio lo grotesco, en sus sentimientos híbridos, los interpela de dos maneras al mismo tiempo: los atrae pero al mismo tiempo los repelen. A mi siempre me gustó Chaplin, El Gran Dictador o Tiempos Modernos me gustaban y al mismo tiempo me hacía llorar. Es eso".

Carbone remarca la importancia del grotesco en ciertas producciones culturales argentinas. "Río pero lloro, esa es la risa grotesca, una risa preocupada. Uno lo puede encontrar en Discepolín o en los tangos de Discépolo, en Cambalache, la biblia al lado del calefón. O si venimos más acá Capussoto".

Para resumir la charla: ¿Qué es lo grotesco? "La desestructuración de las cosas a las cuales estamos acostumbrados".
*****


*****

No hay comentarios: