martes, 22 de diciembre de 2015

"La gente de nuestro barrio sigue pensando que tocar en Buenos Aires es algo superior. Te tenés que preguntar por qué. Es un deafío, hay que estar muy despierto, la gente que trabaja en los lugares de decisión tiene que conocer y salir por el interior". Entrevista a Coqui Ortíz para escuchar



*****

Programa N° 531. Nos visitó Coqui Ortiz (sí, otra vez). Había venido hace dos semanas junto a Lucas Monzón y fue cortito, entonces le pedimos que vuelva. 

Coqui es músico, compositor y gestor cultural chaqueño. Vive en Resistencia y desde allí opera. Su mirada, como van a escuchar, está atravesada por esa distancia que lo separa de Buenos Aires. Por eso cuando, por ejemplo, se habla de federalismo y se pone al CCK como ícono de la mirada federal, se permite hacer una objeción bien pertinente:

"Cuando se habla de políticas culturales siempre se citan ejemplos de Buenos Aires, nunca del interior. En la disputa por los conceptos culturales no aparece el interior, se piensa quién hizo más o quién hizo menos en la ciudad de Buenos Aires. En estos últimos años hubo ya grandes avances hacia el interior. Nunca en la historia se construyeron tantos centros culturales incentivados por políticas de la Nación. Las Casas del Bicentenario, por ejemplo. Hay como cien en el interior. ¿Sabés lo que es construir cien centros culturales? Muchos de los cuales no están habitados, porque después falta la capacitación, gente que se los apropie y los haga funcionar. Eso es real, tomemos ya el teléfono de alguna de esas Casas de Bicentenario o vamos ya a esos lugares y te encontrás con un portero. Hay cosas que no funcionan porque cuesta que la gente se apropie, tome eso y lo llene de contenido. Pero, digo yo, hay muchos avances. A la vez, no hay que engañarse, cuando tocamos en el CCK con (Jorge) Fandermole, el Negro Aguirre y Juan Quintero han estado presentes algunos amigos míos de allá de Chaco. A ellos no les costó gratis, les costó 4 mil o 5 mil pesos venir a vernos. Cuando nosotros salgamos a girar por algunos lugares del país no va a ser gratuita la entrada, van a tener que pagar. Es así: para el interior que lo mira por tevé. Es así la cosa con lo gratuito, entonces pensar que un lugar que aloja a 1800 personas y es gratuito, es popular, no es tan así. Es discutible. Obviamente, mirá de qué estamos discutiendo, construyeron un súper lugar que también es una puerta de salida de nuestra cultura hacia el mundo, una vidriera que nos pone en la vidriera del mundo, pero eso no representa al interior del país, es otra cosa. En esa disputa sobre política cultural de un país no habría que usar eso como un ícono de argentinidad ni de federalismo. He escuchado decir que es el corazón del país. ¡No! Es una pena que a Teresa (Parodi) le tocó poco tiempo. Quedaron muchas ideas en el tintero, falta de tiempo para llevar a cabo algunas cosas. En un momento Teresa anunció una cosa que le había dicho Horacio Gonzáles, una idea de mudar la capital del país al interior una vez cada dos meses. Hoy en Chaco, mañana en Mandoza, etc. Nos mudamos ahí y pensamos desde ahí. Son desafíos. Hay muchos a los que yo becaría para que vayan a vivir cuatro años al interior, a mil kilómetros de acá, para ver cómo se sienten desde allá donde las cosas no pasan. Por lo general fue así. Recibís un llamado y te dicen: 'Che, estamos queriendo hacer esto en Chaco. ¿Tienen sonido?' Si. '¿Lugar?' Si. 'El camarografo lo mandamos nosotros y el sonidista también. Los artistas van desde acá'. De pronto van 60 personas a laburar allá y no tiene que ser así loco, si nosotros tenemos de sobra para laburar. Hay mucha gente capacitada. Igual no estoy haciendo una exaltación de lo local, hay que seguir capacitando a la gente, también hay un déficit, pero no siempre tenés que mandar todo empaquetado. Si vos conocés los lugares sabés dónde hay gente, dónde la cosa está funcionando y dónde podés confiar, pero tenés que conocer el país. Me parece que la discusión sobre la cultura no es la misma que teníamos en el 2000, entonces yo puedo ser crítico con lo que pasa. A mí me gustaría que si hubo un ciclo de pianistas en Buenos Aires gratuito, que después gire por el interior; nosotros tenemos un piano bárbaro allá. No lo quiero mirar por la tele por más que sea bárbara la transmisión. Sé de amigos que se han emocionado mirando a Marta Argerich por la tele, que también es un acontecimiento ¿eh? Cuando tocamos en el CCK hubo amigos que se reunieron para mirar un concierto, eso es fabuloso, es como decir: 'Nos juntamos para mirar el partido'. Está bárbaro. Pero vamos por lo otro también, hay que ir a los lugares, es una cuota pendiente. Yo, por la cercanía y por saber la forma de pensar de Teresa, sé que estaba en sus planes y que cuesta llevar eso adelante. Entonces, la gente de nuestro barrio sigue pensando que tocar en Buenos Aires es algo superior. Te tenés que preguntar por qué. Es un deafío, hay que estar muy despierto, la gente que trabaja en los lugares de decisión tiene que conocer y salir por el interior".

                                                                                *****

Vale recordar que a fines de 2014 Coqui musicalizó coplas de Aledo Luis Meloni, poeta que reside en el Chaco desde hace más de 70 años y que actualmente tiene 103. El disco conjunto, al que se suma el notable Negro Aguirre, es La palabra echa a volar en el canto.

A lo largo de la charla hablamos sobre su música, sus orígenes, la primera canción que sintió redondita, el disco con Aledo Luis Meloni, el federalismo y la gestión cultural. Imperdible!

*****


*****


*****

Lista de canciones:

- Fuente
- Amigo
- Chamamé que se eleva
- Por el sendero

No hay comentarios: