lunes, 22 de julio de 2013

"Una vida sin examen no merece ser vivida"



Programa N° 407. Gran parte del protagonismo se lo llevó Pablo Vidal con una nueva edición de su columna "Las perlas de los 60s". ¿El título? "Smells like 60s spirit". Nos paramos en 1967 pero escapando de lo obvio y conocido. En ese año aparecieron grandes obras de la psicodelia como SgtPepper's Lonely Hearts Club Band, el primero de Pink Floyd o los discos de Hendrix, todos paradigmáticos. La psicodelia se instaló en la música pop y todos empezaron a mostrar ese costado, entre ellos dos bandas desconocidas: Nirvana (ingleses) y Gandalf (estadounidenses), a quienes le dedicamos el programa. 



++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Con Oscar Cuervo continuamos hablando de la verdad y retomamos a Sócrates. 

"Nosotros vivimos sumergidos en una bruma de opiniones que sostenemos sin saber porqué" arrancó Oscar. "Es un mundo de apariencias (...) La verdad para Sócrates es aquello que vive detrás de las apariencias, para encontrarla hay que descorrer ese velo y cuidarse a sí mismo". 

Es importante decir que cuando hablamos de la verdad no es para pensarla como una cuestión teórica que se observa desde afuera como si fuésemos espectadores. No nos es indiferente. No es algo de lo que uno se pueda andar rectificando así como así. Lo que proponía Sócrates es que la verdad es algo que se refiere a tu vida: "tu vida es verdadera o tu vida es falsa". Si vivís en el error tenés una vida falsa. A lo que apuntaba es a vivir una vida verdadera. 

Así llegamos a la palabra parresía. ¿Qué significa? "Decirlo todo" (decir la verdad). "Decir veraz" o "decir franco" son dos posibles traducciones que utiliza Foucault en su seminario publicado bajo el título de "El coraje de la verdad". Decir todo no es igual a decir lo primero que a uno se le pasa por la cabeza; eso es una opinión y cuando uno repite opiniones ajenas como si fueran propias, corre el riesgo de ser hablado. Lo que Sócrates propone es someter a examen eso primero que a uno se le ocurre. "Una vida sin examen no merece ser vivida". La verdad se conquista, no viene dada. 

Nadie dice que se algo sencillo de llevar adelante, es una lucha que tiene riesgos. Para con uno mismo y para con los demás. Analizar la posibilidad de estar equivocado es un engorro, por eso uno trata de quedarse en las opiniones que tiene. Someterlas a examen desestabiliza e inquieta. Pero además, también, es algo que produce molestias en quienes nos rodean porque si uno empieza a cuestionar las verdades consagradas, las que todo el mundo repite (que son opiniones), genera fastidio y se vuelve una persona molesta. Sócrates se pensaba como un tábano que no dejaba dormir a Atenas y eso producía molestia en los demás. "Esa es una clave de la figura de la parresía: tu amor por la verdad te lleva a poner en riesgo tu relación con los demás y te vuelve molesto para los otros", explica Oscar.

Existe también un riesgo en callar la verdad (por ejemplo,si uno para mantener la relación con otro, miente y no dice la verdad). ¿Porqué? Porque, paradójicamente, Sócrates pensaba que si engañás a la otra persona, te engañás a vos mismo. La verdad implica coraje. Si vos le mentís para quedar bien estás poniendo en riesgo tu relación con el otro; la manera de cuidarlo es decirle la verdad, aún cuando también estés jugándote la relación porque el otro se puede enojar. 

Por último, hay otro riesgo que conlleva el decir veraz: la muerte. Pero de eso hablaremos el próximo sábado.

Para descargar el programa, clickear ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++





Lista de temas:

- Cry Baby - Janis Joplin
- Long haired child - Devendra Banhart
- Ay qué pena - Seba Ibarra
- El libro de la noche - Lola Arias y Ulises Conti

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

No hay comentarios: