miércoles, 10 de julio de 2013

Pablo Grinjot en una entrevista imperdible para descagar + Galileo x Oscar (parte II)


Programa N° 405. Arrancamos escuchando música del genial Fernando Cabrera que en 1987 grabó junto a Eduardo Mateo un disco en vivo que -dijimos al aire- es un clásico silencioso. Viene a cuento de la serie de presentaciones que está realizando (solo con su guitarra) en Café Vinilo el 10-11 y 12 de julio. Ahora, hoy, ya! Vale la pena no perdérselo.

Presentamos, también, dos canciones del nuevo disco de Alvy Singer Big Band, Intimidad con extraños. Una de ellas cuenta con la participación especial de Valeria Lynch.

Nos visitó en piso el músico Pablo Grinjot. Acaba de editar un muy buen disco (Grinjot) que escuchamos detenidamente además de hablar de la próxima fecha del ciclo "Hay otra canción" que estará compartiendo con Lucio Mantel el jueves 11/07 a las 21:00 hs en el ND Ateneo.

Estas son algunos de los pasajes de la charla con Pablo que desgrabamos:


Sobre "Hay otra canción" de octubre de 2012


"Ese concierto fue una fiesta en el sentido literal (...) Nosotros fuimos los protagonistas porque éramos los cantantes pero fue una fiesta en el escenario, al costado, en camarines y en el público. Nos dimos cuenta de que había mucha gente que nos acompañaba desde roles distintos desde hace años: periodistas, blogueros, fotógrafos. Fue un ritual, una gran ceremonia religiosa alrededor de esa otra canción. Porque así lo manifestamos: Hay otra canción".

Sobre "Cifra", canción compuesta por Grinjot, incluida en el último disco e interpretada por Fernando Cabrera.


"Hay una aclaración que tengo que hacer (...) Yo a esa canción le puse "Cifra" de nombre pensando que era un cifra, que es un género pampeano hermano de la milonga, hermano del gato, hermano del estilo, etc. Y nada que ver. Un poco más adelante me enteré de que la cifra era otra cosa. Esta canción sería una especie de falso estilo porque el estilo se escribe en décimas y éstas estrofas están escritas en sextas (...) No tiene la estructura específica pero tiene el espíritu de la lírica pampeana. Se llamó "Cifra" por un error musicológico pero en mi defensa te digo que la historia de la música está llena de errores musicológicos (risas). Es una canción que hice en una circunstancia anímica particular, yo estaba buscando rimar en sextas, es una estructura poética que estaba investigando y salió esa canción que tiene un tinte rioplatense bastante arcaico en mi opinión. La canción original tiene otro punteo, que es como nació, pero en el disco tiene una versión con Tomi Lebrero, que fue un día a grabar y recortamos sus mejores puntos (sus mejores tomas) y se armó esa versión que es muy conceptual, medio de música electroacústica. Y después lo invité a Cabrera porque tengo una relación muy afectiva y lo miro como a un maestro. Por cómo es él trata de disimular esa jerarquía pero yo lo tengo clarísimo y se lo digo con el mejor humor que pueda (...) Lo llevamos un día al estudio y fue una experiencia musical extraterrestre. Yo había grabado una voz de referencia y él grabó sobre mi voz de referencia. Hay partes en las que hace una segunda, una armonización sobre la principal. Una semana después volvimos al estudio con Alejandro Kauderer (NdB: productor del disco) a seguir adelante y empezamos a tirar tomas para meter la voz mía y cualquier cosa que yo grabara quedaba peor, así que dije: Loco, que la cante él".



Sobre hacer discos:


"Yo estoy acostumbrado a que somos compositores y productores al mismo tiempo, entonces las canciones se parecen mucho a como lucían en el primer día. Con el trabajo de otra persona se desestima eso y está bueno"

La esencia:


"Lo de la esencia es extraño porque a lo mejor mi esencia, si mis discos anteriores son tan orquestales, con violines... es esa. O sea, eso también es una construcción. Yo no soy una persona que camina por la calle y le suenan violines alrededor. También es una construcción (...) y como uno ya tiene una trayectoria de años y algunos discos, hay algo que parece ser la esencia de uno porque se repitió en ese camino. Y está bien, es lógico que lo sea. Pero yo no sé cuál es la esencia. Una cosa es lo que uno es, otra lo que uno quiere ser, lo que uno quiere parecer, lo que uno muestra a pesar de sus propias intenciones. Entonces cuando viene alguien de afuera, es un músico, lo hace con honestidad artística y con amor por la música que está haciendo, es una oportunidad también para mirarse y preguntarse cuál es realmente la esencia de uno. Al fin y al cabo hay que sacar todo para encontrarse con la esencia de uno, hay que desnudarse. Pero bueno, uno se viste así, un día se vistió de traje y otro de ojotas y bermudas".



El amor por la música:

"Yo puedo jurar que amo la música. Cuando me llegó en forma de música clásica la amé y cuando me llegó como música popular la amé también".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Con Oscar Cuervo seguimos el camino que empezamos a recorrer el sábado pasado sobre la base de un artículo suyo que apareció en su revista Parte de guerra. El título de su nota: Salvar las apariencias. El título de tapa de la revista: Proceso a Galileo Galilei: el que conoce la verdad y no la dice, es un criminal.

Dice Oscar: "Estuve pensando en esa frese y es terriblemente superyoica, es decir: asquerosamente baja linea. En el 99 Parte de guerra era una revista muy baja línea y una frase como esa, tan condenatoria, era un especie de segunda condena a Galileo. El riesgo es que tome un tinte moral: todos debemos decir la verdad en cualquier momento incluso a riesgo de nuestra propia vida".

A lo que se refiere Oscar es a que estuvo pensando en la cuestión de la retractación: "La retractación es un tipo de verdad nueva que se instala a partir de Galileo. En vez de condenarlo por haberse retractado (...) hoy más bien me interesa pensar en la verdad que es un tema que parece sencillo en la vida cotidiana pero que en realidad tiene muchas capas y es muy complejo (...) Yo trataría de entender que una persona como Galileo luchaba contra la concepción de la verdad que imperaba en ese momento. Hablamos de una verdad que provenía de la autoridad, una verdad que ya ha sido sabida y que fue escrita. La idea es que si la dijo alguien entonces es verdad (...) Contra eso lucha Galileo, contra la idea de que la verdad está escrita y hay que remitirse a los libros donde está escrita (La Biblia o Aristóteles). Bajo esa concepción cada generación es heredera de algo que ya está escrito. En ese contexto Galileo representa un crisis de la verdad. La verdad se va a trasformar en otra cosa a partir de Galileo".

La clave, entonces, según Oscar, es que a partir de Galileo aparece la idea de objetividad. ¿Qué significa ésto? La posibilidad de empezar a hablar de una verdad que no depende de la autoridad sino que puede ser alcanzada por cualquiera a partir de determinados procedimientos. "Esa es la base de la ciencia moderna", dice. "No depende de que nadie la diga, no necesita mártires. No es propiedad de nadie sino que es de cualquiera". 

Al decir "no necesita mártires" quiere decir que esta nueva verdad que aparece no necesita de testigos. Mártir es el que da testimionio. Jesús dió testimonio y fue crucificado. Sócrates dió testimonio. La idea era que si no había alguien que diera testimonio la verdad no llegaba a ningún lado, no era instalada en el mundo.  Bien, a partir de Galileo "lo importante es el enunciado y no el acto de la enunciación". Aún cuando exista la retractación, al ser una verdad a la que se llega por otros medios (la ciencia), "es como una fuerza suave que se impone por su propia objetividad".

Entonces hablamos en estos dos programas de tres tipos de verdades: 

- La verdad que proviene de la autoridad 
- La verdad que necesita un mártir.
- La verdad objetiva.

Aclara Oscar, antes de cerrar y retomar el próximo sábado, volviendo al tema de la retractación: "No es que yo adhiera a ésta idea sino que estoy reconociéndola y distinguiéndola de otras". 

El programón para descargar ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de temas:

- El viento en la cara - Fernando Cabrera y Eduardo Mateo
- Por tu fe - Rosal
- Tormenta - Alvy Singer Big Band
- Parada - Alvy Singer Big Band (con Valeria Lynch)
- Niño - Botis
- Los artistas - Pablo Grinjot
- Cifra - Pablo Grinjot (invitado especial: Fernando Cabrera)
- Despedida - Pablo Grinjot
- Amor - Pablo Grinjot
- Supersticion - Stevie Wonder
- La grasa de las capitales - Juan Cruz de Urquiza

No hay comentarios: