Lengua popular 3

Por Maximiliano Diomedi
Y ahora mi respuesta:
"Si me parece constructivo seguir el debate, es más lo cuelgo en el blog.
Seguimos: Estoy de acuerdo en que cultura tiene dos acepciones y justamente ahí está lo ambiguo de lo que vos planteas: hablás de una cultura de los pobres y de mí como alguien que está a favor de ser culto, o sea que en el contexto de lo que planteabas no estaba claro a qué te referías cuando hablabas de cultura. Ahora sí.
Vos tenés una impresión de los intelectuales tomada un poco a la ligera. Decís: "leer para ser culto", que "los intelectuales quieren imponer" que la gente lea, y que "ahí no hay prejuicio, leer para ser mejor". ¿El placer lo dejás de lado? Cuando uno es chico no lee para ser mejor, lee porque le gusta, sino tirás el libro a la mierda y te vas a hacer otra cosa (más allá de la perorata de los mayores sobre lo bueno que es leer). Cuando jugás al fútbol de chico no jugás para ser mejor, jugás porque te gusta y después con el tiempo te das cuenta de que vas mejorando.
Lo de una tercera cultura personal -como lo llamás- incluye a las otras dos ¿no? Lo que no te das cuenta es que vos -haciendo el tipo de análisis que hacés- estás mucho más cerca de la intelectualidad que yo. Eso, a vos -con todos tus pruritos y prejuicios- te convierte, LO QUIERAS O NO, en un intelectual (aunque no sé si intelectual es la palabra, quizás sea una persona con una formación superior a la media). Vos decís que tuviste una etapa en la que eras así. Los mails que mandás demuestran que SOS así. Eso es un problema, porque tiene que ver con asumir lo que uno es, y yo también en las pocas veces que te vi pude formarme una opinión acerca de vos. No creo que me habilite a hacer un juicio, pero creo que, en parte, ese no asumir que sos ESO es lo que hace que no puedas avanzar hacia otro lugar. ¿Porque sabés qué? Vos me echás en cara a mi que estoy a favor de ser culto y vos le tenés tanto respeto a las letras, a escribir, o a hacer películas o a hacer una entrevista que termina por generar que no lo hagas. Entonces vos idealizas lo culto mucho más que yo. Yo te dije una vez: le tenés que faltar el respeto a esas cosas, porque sino te paraliza.
Respecto del ser feliz: yo no descentralicé la cuestión, me pareció que es una salida fácil pensar que lo pobres son más felices. Yo muchas veces me lo pregunté y me lo pregunto, porque he conocido gente que es pobre y parece ser feliz, pero también conocí gente rica que parece ser feliz. Reproduciendo el discurso de que "a lo mejor es más feliz que yo" estás entrando en el juego del poder y del sistema. "Son felices con poco, dejémoslo así". A la política no le interesan ellos, de hecho hacen muy poco para que tengan una mejor calidad de vida, eso que vos decís es un slogan, pero de ahí a la práctica, hay un largo trecho.
Otra cosa: No entiendo la conexión con los poetas. Pasamos de hablar de los pobres a los que trabajan de algo que no les gusta , que no es lo mismo ¿estamos de acuerdo? Hay mucha gente que trabaja de algo que detesta y no es pobre ¿no? ¿En dónde está la conexión con lo que venías diciendo? ¿En el tema de la felicidad? En lo que sí estoy absolutamente de acuerdo es en que hay gente que no puede elegir. Parte de ese "cambiar el mundo" que vos planteabas un poco con sorna respecto de mi actitud, tiene que ver con que todos podamos elegir: desde el disco que queremos escuchar, hasta la obra que queremos ver, pasando por estudiar lo que tengamos ganas.
Decís: "Ahora bien: si entramos a clasificar y dividir la sociedad en zonas de riesgo (no referido a la pobreza ahora sino a lo "felices" que podemos ser o la "cultura" (ya no la de los pobres, ni tampoco la de leer libros, sino la sociologica... las costumbres y eso...) con respecto a eso, vamos a la adolescencia y a la juventud, que es lo que somos nosotros. Y ahí entran en una ideología pragmática y yo creo que política (y por eso creo que no es una boludez como vos decís que yo dije) entran, vos y Dolina como comunicadores sociales... y entraré alguna vez yo espero, más como arte que como periodismo..." ¿Porqué entro en una ideología pragmática y en la misma bolsa que Dolina? Ahí es donde me parece que nuevamente meas fuera del tarro aplicando tus prejuicios. Partamos de una base: el lugar desde el que comunica Dolina no es el mismo lugar que el mío. Dolina está en una radio adquirida de manera fraudulenta como Radio 10 y yo estoy en una FM, radio comunitaria (La Tribu) que no sólo no tiene el poder de llegada que tiene la 10 sino que además de todo eso pongo plata para poder hacer ese programa que hago (y que por lo visto no escuchaste completo, sino no dirías lo que decís). O sea: el lugar del emisor es distinto. Perdoná si me pongo muy intelectual. ¿Pensas que en el lugar que estoy hago política? Por supuesto, y lo tengo bien claro eso. Para mi eso es una forma de hacer política.
Yo no le digo a nadie que lea ni que deje de leer. Y mucho menos comparto opiniones sobre obras de teatro porque hace años que no hablamos de teatro en el programa. Pero supongamos que es así. Entonces planteas que hablamos "entre gente que puede ir al teatro...". Ese "puede" me suena raro ahí. ¿Querés decir "gente que tiene la plata para ir al teatro"? ¿querés decir "gente que tiene la cultura para ir al teatro"? ¿querés decir "gente que vive en lugares donde se hace teatro"...?
Que ver películas iraníes te parezca aburrido habla de vos, no de las películas iraníes. A mi también muchas películas iraníes me aburren, y creo que es una cuestión mía. Pero el hecho que yo pueda hablar de películas iraníes redunda en que vos como oyente sepas que existen películas de ese estilo y puedas elegir verlas o no. Justamente eso que vos reclamás que haga el Estado con los pobres. Además te olvidás de algo muy importante: las películas iraníes o la música que pasamos en el programa es material que queda fuera de toda agenda radial, televisiva o gráfica. O sea: se escucha poco hablar de eso. Y yo creo en el derecho de las personas a enterarse de que esas cosas existen.
Insisto en que el hecho de que a vos los programas culturales te parezcan aburridos habla más de vos que de los programas culturales. De todas formas, estoy abierto a que me digas qué debería hacer para no aburrir. ¿Fonoudióloga? ¿clases de canto? Pensandolo bien, que mi voz se apague es un síntoma de que lo que hago me aburre hasta a mi.
Si, lo tuyo sigue siendo un prejuicio. Pero lo que es peor: es un juicio".

Comentarios

f e r ha dicho que…
Es un detalle, solamente, pero ahí voy.

A lo mejor lo que quiere decir este oyente es que extraña a Héctor Larrea en Rapidísimo. Quien dijo que hacía el programa a los tacos para que lo puedan escuchar los albañiles y los taxistas. Pero ahora los albañiles no escuhan más la radio, el ritmo del laburo o el patrón no les permite ese lujo. Y los tascistas escuchan Radio 10, y son tan felices que no pueden dejar de vomitar sobre sus pasajeros todo lo que piensan, de prepo y a los gritos.
Maximiliano Diomedi ha dicho que…
Si, yo creo que es muy rebuscado. En un punto es un lugar fácil ese en el que él se para. Critica todo y él no entra en juego. Por eso colgué estos post, no porque tengan demasiada relevancia sino porque nos hace reflexionar a nosotros sobre el programa. A todo esto: cómo llegaste al blog?
Estoy pensando en desgrabar lo que me mandaste de Dolina. Es muy interesante para abrir una punta de discusión.
Abrazo!