jueves, 28 de mayo de 2015

"La originalidad estuvo en jugársela por algo más pop". Rodrigo Ruiz Díaz presentó el disco nuevo de Chau Coco



+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Programa N° 501. Segunda parte. Se acercó Rodrigo Ruiz Díaz de Chau Coco y escuchamos las canciones de Las reglas, nuevo disco que proyecta a la banda en una nueva dirección.

Es dificil advertir la manera en que los músicos piensan sus pasos a dar. A veces un disco es una reacción a lo que suena en el afuera y a veces es concebido en oposición a su antecesor. A veces es la conjunción de las dos. En Las reglas, el movimiento fue hacia una canción ligada al pop-rock (con todas las comillas del caso) tratando de exaltar ese costado que en sus discos anteriores estaba camuflado debajo de una sonoridad más ligada al jazz. "Yo creo que ese formato de canción pop- rock estaba antes pero de otra forma", dijo Rodo. 

Esa reflexión disparó una charla rica en apreciaciones. En adelante fuimos hablando de las composiciones y hasta nos regaló una versión en vivo de Porquería. El recorrido en frases es este:

"La originalidad esta vez estuvo en jugársela por algo más sencillo o más pop. La apuesta arriesgada es eso, lo esperable hubiese sido hacer otro disco como Dispersión" // "Para una oreja más roquera este disco es más accesible porque escucha algo más familiar. Si escuchaba Dispersión no" // "Yo no estoy estéticamanete muy a favor de la felicidad. No soy Gargamel (risas) pero no me resulta interesante". //  "Ante la falta de plata, la plata pasa a ser un tema importante." // "Hacer un disco cada dos años es como cambiar el auto cada dos años. Yo en vez de tener auto, saco discos". 

Chau Coco presenta Las Reglas el sábado 6 de junio a las 21 hs en Club Cultural Matienzo

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

La segunda parte está ACÁ

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- Armadura - Chau Coco
- De este lado - Chau Coco
- De vos - Chau Coco
- Porquería - Chau Coco (en vivo en piso)
- Ni los hilos - Chau Coco
- Mochila - Chau Coco
- Superprecoz - Chau Coco    

miércoles, 27 de mayo de 2015

La música de Gustavo Nasuti Grupo: no alcanza con tocar bien, hay que saber escuchar


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Programa N° 501. Primera parte. Escuchamos música de Todos los tiempos ahora, el flamante disco de Gustavo Nasuti Grupo

Gustavo es un músico multiinstrumentista que a lo largo de casi veinte años de recorrido ha cultivado un perfil bajo. Entre los seis discos editados se destaca el que hizo junto a Jorge Hernáez para el Dúo Itinerante. No escuchamos toda su discografía pero ese se caracteriza por sus improvisaciones de no más de dos minutos donde intervienen los instrumentos con objetos diversos: papeles, sonajeros, baquetas, diarios. 

En Todos los tiempos ahora profundiza y expande su búsqueda. El título anuncia la intención de hacer coexistir en un mismo espacio musical canciones de distintas épocas (y contextos) que se vinculan a partir de una idea siempre ligada a la libertad. 

La conversación que compartimos (y sintetizamos en dos audios) tiene un gran valor. Después de escucharla detenidamente nos hizo ver que la improvisación es un arte en sí mismo y que para poder practicarla hay que saber escuchar. No alcanza con tocar muy bien o ser técnicamente perfecto; si no abrís los oídos a lo que brindan los compañeros de grupo, es muy dificil poder intervenir positivamente. 

Tata Cedrón, compinche de Nasuti, habla de él como un "músico que acecha a la espera de la nota justa". De eso se trata. Y eso mismo que el Tata resalta de Gustavo, es lo que él escuchó en Luis Conde (clarinete bajo), Waldemar Garín (violín y voz) y Zelmar Garín  (batería, objetos, tambor chico y voz) para convocarlos a formar parte de su grupo. 

A lo largo de las 10 composiciones que integran Todos los tiempos ahora participan invitados de la talla de Hugo Fatoruso, Tata Cedrón, Soema Montenegro y Miriam García, entro otros. Sin desperdicio.

Lo presenta este jueves 28 de mayo a las 21hs. en Hasta Trilce,  Maza 177 (CABA). Entradas $100

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para escuchar/ descargar la primera parte clickeá ACÁ

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- Oye Dios que me has dado - Polifemo
- Habeas corpus - María Pien
- Tonada de Pascua - Gustavo Nasuti Grupo & Miriam García

jueves, 21 de mayo de 2015

"Ninguna de las canciones de este disco están dentro de un terreno que yo conozca o haya transitado como compositor" - Entrevista con Lucio Mantel

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Programa N° 500. Segunda parte. Nos visitó Lucio Mantel para presentar y escuchar en vivo las canciones de Confín, flamante disco que va a presentar el 5 de junio en Caras & Caretas. Sarmiento 2037. 

Este es el cuarto disco que edita Lucio en plan solista. Nictógrafo (2008), Miniatura (2011) y Unas horas (2013) lo antecedieron. A lo largo de casi una hora y media de charla escuchamos gran parte de las canciones que integran Confín. Eso fue disparando preguntas y reflexiones que llegaron a puntos muy altos. Hacia el final, nos regaló dos canciones en vivo con su guitarra.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

¿En qué momento empezaste a componer Confín?, le preguntamos. 

- Bueno, las respuestas son distintas. Un astronauta la compuse antes de grabar Miniatura (2011) e incluso antes de componer la canción Miniatura N°1, que fue la última que compuse para ese disco. Luz de día no sabía que iba a terminar siendo una canción, era un juego que yo hacía, de vez en cuando me ponía a cantar eso y no creía que fuera a progresar así. Terminó derivando en una canción que es con la que todos se quedan del disco. Yo grabé Miniatura en 2010 y recuerdo que Un astronauta lo empecé a componer en febrero de 2010, así que hace cuatro años que empecé con la primera canción.Y Luz de día, ya te digo, me suena que el primer esbozo es de 2008 o 2009. Mis canciones tienen procesos muy largos. A veces son ideas que no me resultan atractivas durante mucho tiempo hasta que en algún momento aparece algo. Después de tanto tiempo de convivir con ella aparece algún intersticio para meterse y... 

 - ¿Dónde las dejás guardadas? ¿Están en alguna carpeta en la computadora? 

 - Fui cambiando. Hoy en día grabo mucho en el celular y en la comutadora. Backapeo cuando siento que una idea está buena. Lo que pasa es que cuando una idea está buena me la acuerdo. Yo en una época tenía la premisa "si está realmente buena me la voy a acordar y si no me la acuerdo es porque no valía la pena". Después me dí cuenta de que era pereza, no era otra cosa. En realidad es cualquier cosa porque a veces una idea estaba buenísima... 

 - Y a veces depende del trabajo de pulimiento, una idea que no te convence tanto la empezás a trabajar y se convierte en otra cosa... 

 - Es que no tiene que var tanto con convencerme o no. El germen de una canción es un estado de ánimo ¿no? Por eso yo las identifico tanto con una época...(el resto de la entrevista desgrabada próximamante en el blog).

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para descargar el programa clickeá ACÁ

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 

martes, 19 de mayo de 2015

"Todo libro es político" - Celebramos nuestros 500 programas. Primera parte



*****

Programa N° 500. Arrancamos con una breve alusión a todo este tiempo de aire en FM La Tribu. Al ratito nomás conversamos con nuestra amiga y escritora Ana Ojeda que, dicho sea de paso, acaba de editar una nueva novela titulada No es lo que pensás

Con ella  aprovechamos para hablar de las editoriales independientes y autogestivas que decidieron compartir un stand en la última edición de la  Feria del Libro. En el pabellón Azul, Stand 534, se podía apreciar un cartel que decía: "Todo libro es político". Editoriales como Milena Caserola, Heckt libros, Tinta Limón, La cebra, Alquimia y Las cuarenta, se agruparon y ocuparon un espacio no sin antes, seguramente, haberlo pensado y discutido. 

Ana está al tanto de cómo fue madurando esa decisión. Sabedores de eso, le preguntamos qué significa, cuáles son los pros y contras, y qué balance hacen una vez pasada la experiencia.

*****

Para escuchar o descargar la primera parte clickeá ACÁ

*****



sábado, 16 de mayo de 2015

viernes, 15 de mayo de 2015

"Las palabras tienen temperatura" - Comunidad de lectores con Inés Garland + Laurie Anderson + Diana Bellesi. Último programa para descargar

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Programa N° 499. Pimera parte. Empezamos con música de Frank Zappa, hablando de la visita de su hijo Dweecil que vino para revisitar uno de los discos celebres de su padre: One size fits all.

Hablamos de una nueva clausura a Vinilo (esta vez por pasarse dos decibeles de lo permitido) y nos fuimos hacia la poesía para escuchar la palabra y la voz de la poeta Diana Bellesi, que presentó su libro nuevo Pasos de baile en la Feria del libro.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para escuchar/descargar la primera parte del programa clickeá ACÁ

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++





+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En la segunda parte llegó Comunidad de lectores. Nos visitó la escritora y traductora Inés Garland para adentrarnos en el oficio de la traducción y sus complejidades. Como cada vez que Ana Ojeda y Nurit Kasztelán piensan sus intervenciones, dejan ideas y reflexiones de calibre. En esta oportunidad una de las tantas frases que Inés dejó y nos quedó resonando dice: "las palabras tienen temperatura".

Además hablamos de la presentación de Laurie Anderson en Buenos Aires. Sobre eso escribimos in extenso acá, dado que la impresión que dimos al aire no se correspondía del todo con la realidad. Escuchamos a Analía Rego + música de Las Reglas, disco nuevo de Chau Coco + una excepcional canción de Lucio Mantel + Luis Ortega + el cine de Julián D'angiolillo x Oscar Cuervo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para escuchar/ descargar la segunda parte clickeá ACÁ

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- Andy - Frank Zappa
- Porquería - Chau Coco
- Si mi - Candelaria Zamar
- Movil dos - Luis Ortega
- Superprecoz - Chau Coco
- Volver a los 17 - Daniel Melingo
- Carta a Astor - Analía Rego
- Life on a string - Laurie Anderson
- Luz del día - Lucio Mantel
- Corrientes - Luis Ortega

domingo, 10 de mayo de 2015

Presentación de Laurie Anderson - Arte y desprecio. O cómo "nunca íbamos a volver atrás"

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

El viernes, en el marco de la Bienal de Performance, fuimos a ver a Laurie Anderson al Teatro Ópera.

Fue una experiencia atípica. Su espectáculo se llama El futuro de la lengua y es un recorrido por distintos relatos que Laurie va hilando, uno detrás de otro, sostenida en la creación de climas a partir de su manipulación del teclado y en menor proporción del violín. 

La puesta en escena es hermosa, casi no hay canciones y toda la atención de uno como espectador está puesta sobre su cuerpo y - sobre todo- sobre su voz. Los relatos son en inglés y sin traducción, o sea que si no sabés inglés entregate. Apenas si llegué a entender un 30 por ciento. Promediando la obra me debatí entre tratar de concentrarme al máximo (cosa imposible) o dejarme llevar por el sonido. Consciente de que estaba perdiendo la batalla, me relajé e inexplicablemente empecé a entender algunos de los relatos; cuando se hacía incomprensible, sentí cómo el sonido penetraba y cómo su voz procesada me sacudía.

De esa experiencia salimos distintos y reflexionando sobre la lengua y el vaciamiento de las palabras, en lo que sucede cuando una palabra se vuelve puro sonido. Volvimos contentos.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Algo muy similar a esto que escribí arriba dije ayer en la radio. Enorme fue la sorpresa cuando por la noche, de madrugada, mirando fotos del espectáculo de Laurie, notamos que en la pantalla blanca que había detrás de ella aparecían subtítulos en castellano. ¿Subtítulos? Sí. La misma experiencia que yo describí al aire (brindando a los radioescuchas una falsa aproximación al espectáculo real) y que muchos de los que fuimos al Ópera sentimos haber vivido, en realidad había sido tronchada. Cada relato de Laurie Anderson, cada palabra, tenía su traducción simultánea, sólo que desde nuestra ubicación (modesto superpullman, la más barata) no se veía porque el techo cortaba la franja superior de la pantalla. Es decir: vimos otro espectáculo. Nos rompimos la cabeza pensando porqué Laurie había decidido  someternos a entender lo que pudiéramos, qué intención la llevaba a sumergirnos en una obra tan distinta a su propia obra, puesto que si uno prescinde del significado de las palabras la vuelve otra obra. Incluso fuimos más allá y la celebramos como una decisión arriesgada, cuando en realidad nadie estaba pensando en nosotros, los que estábamos arriba del todo.

¿Tanto desprecio tienen por el público los productores de Laurie Anderson y de la Bienal  que nadie (NADIE) se le pasó por la cabeza subir hasta el último peldaño del teatro y ver si se leían los subtítulos? Quizás lo sabían y no dijieron nada. Como sea, el mensaje subliminal es un baño de realidad. Uno: si no tenés plata para pagar una buena ubicación, mejor que no pagues la más barata porque lo vas a apreciar es incompleto, bien distinto. Dos: el arte siempre se las ingenia para traspasar todo tipo de fronteras, también idiomáticas. 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

       

jueves, 7 de mayo de 2015

Último programa: Entrevista con Candelaria Zamar + Bienal de Performance + una experiencia personal en la Casa Rosada + Roque Narvaja




*****

Programa N° 498. Empezamos hablando de la Primera Bienal de Performnce que se hace en Argentina y de la presencia (entre muchas personalidades y artistas de renombre que llegaron de afuera) de Marina Abramovic, quién además de hacer un workshop brindó una serie de charlas en las que respondió preguntas dejando ver su mirada del arte, del mundo, del cuerpo y de la vida. De una de esas charlas, extrajimos fragmentos que pasamos al aire y que se pueden escuchar en el primer tramo del programa. 

*****

Siguiendo con la Bienal de Performance, el pasado 1° de mayo fue un día distinto para nosotros. Lo pasamos en la Casa Rosada gracias a la obra de Martín Sastre Eva: Volveré y seré performer, una propuesta que consistió en abrir las puertas de Balcarce 50 para que 300 personas puedieran ser partícipes de una acción artística que transcurriría en el balcón donde Evita dió su último discurso, otro 1° de mayo pero de 1952. 

Ingresamos a la Rosada a las 15:30 junto a un grupo de diez personas. Pasamos nuestras pertenencias por el detector de metales y aguardamos sentados en el Patio de las Palmeras. Sabíamos poco de lo que nos esperaba pero a esa altura entendimos que nuestros cuerpos estaban involucrados y que teníamos un minuto disponible para salir al balcón y decir o hacer lo que quisiésemos. Dato no menor: estaban registrando todo y una grúa hacía primeros planos de cada persona que salía a encontrarse con la Plaza. 

El cuerpo (no sólo la cabeza) acusa recibo cuando se encuentra frente a una situación extraordinaria y en ese momento ya estábamos temblando sin saber muy bien porqué. Después de unos minutos subimos hacia el primer piso, pasamos por el salón Eva Perón y de refilón llegué a reconocer el ¿original? Retrato de Juan Domingo Perón y Eva Duarte, el cuadro de Numa Ayrinhac. Hicimos unos pasos más y nos encontramos frente a un gran espejo; al lado una puerta blanca, enorme, hermosa y cerrada. Solo se abría para dejarte pasar (de a uno por vez) y vivir la experiencia. 

Detrás de esa puerta estaba el salón de reuniones y el balcón. Ya habíamos visto a otros saliendo y saludando como lo hacía Perón, o dando un discurso en francés, o tapándose la cara con las dos manos, o simulando ser Perón y Evita de cara a la multitud. Paralizados como estábamos, de tener decidido no salir a efectivamente asomar el hocico pasaron 30 segundos.

Ingresamos a la sala. A nuestra izquierda había una gran mesa de reuniones y varias personas con cámaras, a la derecha el balcón. Desde allí se alcanzaba a ver el reloj del Cabildo y algunas banderas rojas de izquierda que empezaban a llegar a la plaza para celebrar el Día del trabajador. Como es una performance, estaba todo dispuesto para pasar por la sensación de sentirse Evita por un minuto, cosa imposible si las hay. Había una tarima, tres micrófonos antiguos de pie, una bandera argentina colgada y  a cada lado un parlante por el que salía ese último discurso de Eva, una Eva ya frágil pero encendida que espetaba:

"Nosotros no nos vamos a dejar aplastar jamás por la bosta oligárquica y traidora de los vendepatrias que han explotado a la clase trabajadora; porque nosotros no nos vamos a dejar explotar jamás por los que, vendidos por cuatro monedas, sirven a sus amos de las metrópolis extranjeras y entregan al pueblo de su patria con la misma tranquilidad con que han vendido el país y sus conciencias."

Era el momento de usar nuestro minuto. Paralizados como estábamos, merodeamos el balcón y dijimos: "No, gracias. Con esto alcanza". Dimos media vuelta y amagamos a irnos. Justo antes de salir se nos acerca un fotógrafo y nos dice: "¿Cómo se van a ir? No se lo pierdan. Salgan y yo les saco la foto". Quedamos dubitativos. "¡Vayan!", repitió afectuoso. Y fuimos los dos, con miedo, casi temblando, en una situación en la que  nunca pensamos estar. Nuestros cuerpos fueron atravesado por un rayo y en el fondo, como el cuerpo tiene memoria (histórica) lo que nos atravesaba era un fogonazo de historia, era la voz de Evita que seguía saliendo por los parlantes de la historia con una fuerza inaudita y diciendo: "Mis queridos descamisados, otra vez aquí..." 

Y sí, nosotros que no somos descamisados pero llevamos a los humildes en el corazón, estábamos allí pero del otro lado. Nuestra experiencia con la plaza es habitual y nuestro punto de vista, en ese instante, no era el del que llena la plaza como tantas veces durante tantos años, sino el del que le habla a esa plaza desde ese lugar donde hoy (o ese 1° de mayo) estaban pisando nuestros pies. 

Miramos hacia afuera, solo miramos. Nos abrazamos pero ya no sabíamos qué estábamos haciendo. Llegué a distinguir en la calle a un pibe con una pierna amputada que había dejado su silla de ruedas y que estaba tirado en el suelo haciendo gimnasia y mirandonos salir al balcón. Una pierna para arriba, el culo contra el piso y su mirada (jocosa) hacia nosotros. Eso me trajo a la tierra.

Cuando salimos caminamos una hora por esa Buenos Aires algo fantasmagórica y vacía (así se vuelve cuando es feriado y no hay nadie en la calle) pensando que lo interesante de todo esto es que esa experiencia estuvo mediada por la performance. Estaba todo dispuesto para que pasara algo pero lo que pasa es tan interno que se escapa de lo que a priori uno puede pensar que va a suceder. No siempre un mismo estímulo desata la consecuancia pensada. Intervino el arte, lo performático, formás parte de una acción poética / artística / corporal que es extraordinaria. A tal punto lo es que pocas veces vivimos algo tan poderoso. Y difícil de explicar.




*****

Más adelante nos visitó la compositora cordobesa Candelaria Zamar. Ella está recién instalada en Buenos Aires y el próximo sábado estará cantando canciones de Un vaso de agua, un disco extraño y experimental con muy buenas canciones que editó en 2014. 

Los elementos que dan vida y color al disco no son lo comunes. Hay teclados, fx, programaciones y una voz bien personal que, pasados por el tamiz de lo lúdico y lo experimental, encarnan una música distinta. Es un disco confeccionado por alguien que trae en su historia la formación académica y la cultura pop. De todo eso y más hablamos con ella.

*****


*****

Hacia el final del programa, una reivindicación de Roque Narvaja a partir de cómo es abordada su figura en la película/documental El Trovador siempre vuelve, de Roque Catania. Todo eso lo pueden escuchar a continuación 

*****


            
Lista de canciones:

- God only knows - Fer Isella
- La magia del mal - El Gnomo
- Creciendo en espiral - Kubero Díaz & La Pesada
- Luz de día - Lucio Mantel
- Paralaje - Candelaria Zamar
- Si mi - Candelaria Zamar
- AEIOU - Candelaria Zamar
- Aparecer - Candelaria Zamar
- Post espanto - Candelaria Zamar
- Suicidas Melodías - El Gnomo & Sofía Viola
- Balada para Luis - Roque Narvaja
- Revolución mi amor - Roque Narvaja
- Corazón de bombisto - Jorge Fandermole